La desesperación, el caos y la confusión que se vivieron en la primera vuelta electoral de las  quedaron en el olvido. 

Mientras que en el sufragio del 10 de abril la mayor parte de limeños debió permanecer horas en interminables colas bajo el sol para ingresar a sus locales de votación, en estos nuevos comicios los ciudadanos se sorprendieron por la rapidez con la que podían ejercer su derecho a elegir al nuevo presidente del país. 

Una muestra clara ocurrió en el colegio Saco Oliveros de Lince. En la primera vuelta, este centro era un mar de gente: las colas llegaban hasta la calle. Ayer, los electores no demoraron más de cinco minutos en votar. 

Voceros de la Oficina Nacional de Procesos Electorales () atribuyen la fluidez en la votación a los cambios en la organización de los locales. En la mayoría de centros, se vio que cada mesa contó con dos urnas, y en cada aula había una sola mesa, a diferencia de la primera vuelta, donde se registró la presencia de una sola urna por mesa, y varias mesas por aula.

El orden también se logró gracias a los módulos de orientación electrónicos empleados por primera vez. Colegios como el Alfonso Ugarte de San Isidro, Melitón Carbajal de Lince y el 2049 de Comas utilizaron estas máquinas que, en segundos, emitían un ticket con el número de mesa en la que el votante debía acudir. 

Por otro lado, se anunció que la experiencia del proceso electoral del pasado 10 de abril y el que las cartillas de votación de ayer contemplaban solo dos candidatos fueron factores que habrían influido en la ausencia de largas colas y desorden. 

En muchos locales de votación, además, se habilitaron espacios para personas con discapacidad. 

–Voto electrónico–
No obstante, incidencias con el nuevo sistema digital de votación, implementado en 19 distritos de la capital, se dejaron ver desde las primeras horas del día. En algunos centros de Barranco, Magdalena, Lince, San Isidro y Pueblo Libre, hubo demoras de hasta dos horas en implementarse. En diversos casos, los equipos debieron reemplazarse hasta tres veces por problemas en la red. 

En tanto, varios electores que emitieron su voto electrónico denunciaron haber marcado a favor de un candidato, pero que sus constancias salieron nulas. 

La ciudadana Julia Rivera, quien votó en el colegio Reina de España, en Barranco, aseguró que había seleccionado Peruanos por el Kambio, y confirmado su decisión en la pantalla, pero en su constancia se leía “voto en blanco”. 

Situaciones similares se denunciaron en los colegios Ricardo Palma (Surquillo), Inmaculada Concepción (Cieneguilla), La Unión (Manchay), Baquíjano (Lince), en el local de la Universidad Alas Peruanas (San Isidro), entre otros. 

Ello hizo que cientos de usuarios de redes sociales denunciaran supuestas irregularidades detrás de esta situación, bajo el hashtag #fujifraude. 

Frente a esto, los trabajadores de la ONPE dijeron que todos estos casos se debieron a errores a la hora de seleccionar la opción en las pantallas, ya que el sistema solicita confirmar la decisión, en caso de que el elector se haya equivocado.

TAGS RELACIONADOS