Redacción EC

El asesor en la gerencia de la (Emmsa), Hugo Cabieses, aseguró que solo un 10% de comerciantes del acata la  iniciada hoy por unos dos mil estibadores en el citado centro de abastos.

Los vendedores que cumplen la paralización pertenecen al giro de papa, mayormente, y un grupo reducido al de cebolla, sostuvo. Más temprano, Edwin Recuay, asesor del Sindicato de Transportistas Manuales de Sicutran, que impulsa la medida de fuerza, estimó que el 80% de comerciantes se había sumado su lucha.

Pese a las denuncias de los manifestantes que daban cuenta de varias detenciones durante la madrugada, Cabieses negó que el contingente policial apostado en el mercado haya realizado tales intervenciones.

“Lo que se ha hecho es verificar en las puertas que las personas que ingresan al mercado tengan su DNI. Aquellas personas que no tenían DNI, se les ha permitido ingresar. Los hombres que no tenían, fueron revisados en caso tuvieran objetos contundentes. Camiones y vehículos también han ingresado normalmente al mercado”, puntualizó.

En cuanto a la que reclaman los trabajadores, Cabieses manifestó que Emmsa trabaja en la mejora de las condiciones de manera rápida y que hay un reglamento general del mercado sobre los horarios de abastecimiento y desabastecimiento. “Los trabajadores de campo hacen cumplir esos horarios como debe ser, salvo cuando hay una presencia enorme de transportistas y compradores”.

Agregó que recaería sobre Recuay el inicio de un proceso judicial por cuanto este, en medio de sus reclamos, ha denunciado que existe subarriendo de puestos en el mercado de Santa Anita.  “Esa es una calumnia”, remarcó.