Equipos obsoletos y falta de camas en hospital de SJL
Equipos obsoletos y falta de camas en hospital de SJL
Pierina Chicoma Castro

Durante el primer día de emergencia sanitaria que declaró el Ministerio de Salud (Minsa) en los hospitales de Lima, la Comisión de Salud y Población del Congreso de la República visitó el nosocomio de San Juan de Lurigancho (SJL), ubicado en la Av. Canto Grande, y conoció el precario estado en el que se encuentra. 

El grupo parlamentario, encabezado por el congresista César Vásquez, se reunió en la mañana de ayer por casi una hora con John Ramírez, director del hospital. Se tenía planeado recorrer las instalaciones, lo que se frustró debido a las manifestaciones que realizaron pacientes y vecinos que pedían ampliar el hospital.

“Me sorprendió que el director [Ramírez] diga que el único problema que tienen es la infraestructura. Sabemos que todos atraviesan crisis de abastecimiento de medicamentos”, dijo el congresista Vásquez. 

En un recorrido que hizo El Comercio por las instalaciones del hospital, saltaron a la vista una serie de problemas: sillas de ruedas inservibles, camillas oxidadas y paredes invadidas por la humedad. 

En el área de pediatría, las incubadoras están hacinadas y las enfermeras no se dan abasto para cuidar a los recién nacidos. Pero no es todo, en el área de hospitalización materna, las mujeres que dan a luz están de pie o sentadas en los pasadizos porque no tienen camas para descansar. 

“Solo tenemos una bomba de infusión [que sirve para iniciar o aumentar las contracciones] y está oxidada. También tenemos un doppler [aparato para controlar la salud de los bebes] para todas las gestantes”, comenta una de las enfermeras que prefiere mantener su nombre en reserva. 

La carencia de personal también es notoria, añade la trabajadora y precisa que solo en los últimos 15 días atendieron 1.321 casos en el área de emergencia. 

—Deudas—
Mientras transcurría la reunión, a la cual también asistió Juan Navarro, alcalde de SJL, un grupo de obstetras exigía el pago del bono de área crítica que por ley les corresponde y que hace tres años no perciben. 

Este hospital también acoge a 24 estudiantes de Medicina, como internos. A ellos les corresponde recibir S/400 al mes. 

Uno de ellos comentó a este Diario que hace siete meses no les pagan. “Aquí hay corrupción. Nosotros nos enteramos de que el Minsa destina dinero para nuestro pago, pero no lo recibimos. ¿Entonces, dónde está ese dinero?”, se preguntó un estudiante del último ciclo.