Módulos Temas Día

Más en Lima

El esclavo del siglo XVI que pasea en el Centro de Lima

El artista Rigser Wilinton Ortiz Rodríguez se gana la vida dando vida a un esclavo inmóvil del siglo XVI en varios jirones

RUDY JORDÁN ESPEJO

Confundida entre saxofonistas, mimos y niños que venden caramelos, una silueta inmóvil capta las miradas de quienes caminan por los jirones del Centro Histórico de Lima. Algunos le arrojan monedas. Encadenada, con harapos y pintada de negro se distingue esta estatua humana que, según lo escrito en la base donde está parada, representa a un esclavo del siglo XVI.

Desde hace cuatro años, este esclavo de calle es encarnado por Rigser Wilinton Ortiz Rodríguez, de 23 años, un artista que tiene la habilidad de quedarse inmóvil durante horas. Los transeúntes que pasan a su lado, se detienen y lo miran desconcertados; mientras que los niños le hacen muecas intentando en vano distraerlo.

Aprendió a representar estatuas humanas en la alameda Chabuca Granda. El líquido de zapatos que utiliza diariamente para ennegrecerse como el acero ha empezado a dejarle las primeras manchas en la piel. “Soy consciente de lo que hago y quizá un día sufra una enfermedad”, comenta Rigser, quien espera algún día conseguir permiso municipal para que los serenos no lo echen.

Según la filosofía de Rigser, todos de alguna forma somos esclavos. "Incluso el miembro de serenazgo que me bota cuando trabajo es un esclavo. Yo creo que a los peruanos nos gusta ser esclavos". Es su visión, de esclavo inmóvil.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada