Estadio Monumental: el drama de los vecinos de Ate y La Molina
Estadio Monumental: el drama de los vecinos de Ate y La Molina
Martín Acosta González

Jorge Casas vive a cinco cuadras del y su vida, la vida de su familia y la de todos sus vecinos cambió el 2 de julio del 2000. Ese día Universitario de Deportes, club del que era un ferviente hincha, se enfrentó a Sporting Cristal en un partido que marcó la inauguración del estadio.

Esa fecha ha quedado grabada en la memoria de los vecinos de Ate y La Molina porque antes de ese 2 de julio la vida en las urbanizaciones que rodean al estadio, dicen, era tranquila y con pocos rastros de violencia y delincuencia. Hoy, cada vez que juega Universitario de Deportes, la zona es casi fantasmal, no hay niños en la calles y los vecinos se preparan para lo peor.

Durante estos casi 16 años, Jorge Casas ha cambiado seis veces las lunas de las ventanas de su casa, ha sufrido el robo de las autopartes de su auto y su familia ha sido víctima de tres robos. Todos los actos tenían como responsable a una masa de delincuentes cuya única identificación es una camiseta crema.


A sus vecinos no les ha ido mejor, tiendas en los alrededores han sido saqueadas varias veces y cualquier auto estacionado en la calle era un blanco fácil. “La gente evita caminar por las calles el día del partido, los vecinos guardan todo y se encierran en sus casas”, dice.

Carla Vélez, otra vecina de Ate, dice que se siente secuestrada en su casa y desde que el estadio abrió sus puertas, “cada fin de semana en que la ‘U’ juega de local es un infierno. Hay que estar loco para salir de la casa a esa hora. Te expones a muchos peligros desde que te falten el respeto hasta que te asesinen”, dice.


La Comisaría de Ate tiene registrado más de 200 incidentes violentos o delincuenciales solo en la última década. Hechos que incluyen desde robos menores, hasta muertes como la registrada en el 30 de mayo de 2014, cuando producto de un enfrentamiento entre las barras  de la ‘U’ ‘La Turba’ (Magdalena del Mar)  y ‘La Tropa’ (San Juan de Lurigancho), Bryan Anthony Huamanlazo Cusipuma (19), conocido como ‘Caballito’, murió de un balazo.


Sin embargo, el rosario de delitos que acumula estos sujetos incluye vandalismo, saqueos, tráfico ilícito de drogas, tenencia ilegal de drogas, tenencia ilegal de armas, etc. Producto de ello, se pueden contar al menos tres muertos y decenas de heridos.

Ángelo Beltrán vive en la urbanización Mayorazgo Chico frente al estadio Monumental e indicó que los vecinos han juntado firmas para que la Municipalidad de Ate clausure definitivamente el escenario deportivo. Sin embargo, estos pedidos no son escuchados.

“La municipalidad nos dice que no se puede hacer nada, que ellos no dan las garantías, pero ellos permitieron que un estadio se construya en esta zona y nos expusieron a estos peligros. No hacía falta ser un genio para saber que un estadio de ‘U’ nos iba a generar problemas”.

“Podríamos estar de acuerdo en que se jueguen partidos siempre y cuando los organizadores garanticen que se los hinchas serán vigilados. Siempre que se asegure que nuestras casas no estarán en peligro. Eso evidentemente no ha sucedido”, señala Carla Vélez.


Esta tarde, la Municipalidad de Ate anunció la clausura definitiva del estadio Monumental. No obstante, los vecinos no confían en este anuncio. “El alcalde puede decir lo que quiera pero hemos visto que quienes dan las garantías son otras entidades. Una vez lo cerraron pero a los días lo volvieron a abrir”, recuerda Jorge Casas.

La referencia es para la última clausura del estadio Monumental en septiembre del 2015, debido a problemas de seguridad. En aquella oportunidad, el alcalde del distrito Óscar Benavides, aseguró que las dos causas principales eran: irregularidades en la licencia de funcionamiento de Defensa Civil y la solicitud de los vecinos para que no se realicen partidos de Universitario de Deportes. Días después la medida se levantó.

En tanto, la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) informó que el club cumplió con todos los protocolos previos al partido. No obstante, los videos de los actos de vandalismo registrados ayer dicen lo contrario.