Módulos Temas Día

Más en Lima

Se estancó el retiro de imprentas del Centro Histórico

Pese a que una ordenanza del 2012 prohíbe la actividad, solo 400 locales han dejado esta parte de la ciudad

LUIS GARCÍA BENDEZÚ  (@condedemaldoror)

El monótono ruido de las imprentas todavía suena fuerte en el Centro Histórico de Lima. Pocas cosas han cambiado desde junio del 2012, cuando la Municipalidad de Lima promulgó la Ordenanza 1608, que prohibía la industria gráfica en ese sector, declarado Patrimonio de la Humanidad. En las casonas aún funcionan máquinas de impresión y los carretilleros que cargan papel siguen obstruyendo las pistas a toda hora.

Cuando el Concejo de Lima reguló el funcionamiento de las imprentas, se detectaron 2.800 locales en el Centro Histórico. Pero a la fecha el 85% de estas sigue operando y, pese a la norma, no parece gestarse una mudanza en el corto plazo.

Carmen Vildoso, gerenta de Desarrollo Económico de la Municipalidad de Lima, dijo a El Comercio que hay 400 empresas que ya se mudaron a alguna de las tres galerías formales ubicadas en San Martín de Porres, Breña y el Cercado (en el sector de Las Malvinas).

No obstante, la mudanza de estas 400 empresas es parcial. Buena parte sigue trabajando en los antiguos puestos del Centro Histórico y no están dispuestos a cerrar sus puertas hasta que la Municipalidad de Lima erradique a sus competidores.

Tanto los empresarios gráficos que se mudaron como la propia gerenta Carmen Vildoso coinciden en que la fiscalización de la Municipalidad de Lima debe ser más intensa.

“[Las imprentas] que tienen un pie fuera y otro dentro del Centro Histórico están a la expectativa de ver qué tan dura es la fiscalización. Hace falta más énfasis y dar incentivos a quienes se han ido”, admite Vildoso.

LEA MÁS EN NUESTRA EDICIÓN IMPRESA.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada