Redacción EC

Una iniciaron hoy casi dos mil estibadores del debido a que la (Emmsa) “no ha cumplido con poner en vigencia” el Reglamento del Transportista Manual acordado en setiembre del año pasado.

Según indicó Edwin Recuay, asesor del Sindicato de Transportistas Manuales de Sicutran, la no aplicación de ese documento repercute en la baja calidad de servicios que se brindan a los clientes del nuevo centro de abastos, pues “no existen zonas de estacionamiento y distribución de mercadería ni normas de conducta u horarios para los estibadores”.

“Las zonas de circulación están abarrotadas de mercadería, nuestros trabajadores carecen de identificación y el uniformes. Hay caos en cuanto a los horarios de trabajo, se mezclan las horas de abastecimiento y desabastecimiento. No se respetan los horarios”, indicó.

Denunció además que Emmsa no los ha provisto de duchas, vestuarios, ni de un lugar para guardar sus herramientas. “Solo tenemos construcciones precarias que el mismo sindicato construyó”, puntualizó el asesor.

Recuay aseguró que tras sellar el acuerdo, Emmsa prometió que su ejecución empezaría en noviembre del 2013. Sin embargo ello no se ha producido hasta ahora pese a que el sindicato envió cartas notariales y solicitó reuniones con funcionarios de la empresa municipal.

“El 80% de comerciantes mayoristas también se ha plegado a esta huelga, principalmente los vendedores de papa y cebolla. Que quede claro que la alcaldesa Susana Villarán no está cumpliendo con la modernización del mercado, sino que ponen trabas para dar un mejor servicio a nuestros clientes”, refirió.