Fanático del reggaetón vive tras recibir un balazo en la cabeza
Redacción EC

El pasado 17 enero pasado, Fernando Calderón Olivera (29) recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba trabajando como repartidor en el distrito de  y fue asaltado en plena vía pública.

Su esposa, Lady Vega comentó que los médicos no le dieron esperanza que sobreviviera. "Me dijeron que espere lo peor pero cautivé mi fe y pensar que eso no sucedería", señaló a "América Noticias"

Tras dos semanas de permanecer en coma, Fernando despertó. Los galenos presagiaron que quedaría postrado en una cama - pero ocho meses después - se encuentra reestablecido y compartiendo con su familia.

El agraviado poco a poco ha ido recuperando la movilidad de la pierna y el brazo derecho, pero sigue sin recordar el momento en que fue asaltado. 

Calderón ha vuelto a hacer su vida en forma normal pero aún no se anima a subir a un escenario y cantar reggaeton, actividad por la cual siente una gran pasión. "Me he dedicado a la música por más de diez años, toda la vida y yo lo quiero hacer", señaló agradecido con la vida por esta nueva oportunidad.