Después de al menos tres horas, agentes de la Unidad de Desactivación de Explosivos (UDEX) retiraron tres cajas de metal que contenían 51 granadas de guerra tipo piña, que fueron halladas en un inmueble de Breña.

Los artefactos explosivos fueron trasladados a la sede de la UDEX en un depósito especial conocido como “olla”, el cual está hecho de un material aislante que impide que, ante una eventual detonación, se dispersen las esquirlas y provoquen daños a su alrededor.

Esta mañana, agentes de la Subunidad de Acciones Tácticas (SUAT) y UDEX intervinieron un local en la cuadra 7 avenida Arica tras un minucioso trabajo de inteligencia.

Un agente encubierto que simuló ser comprador de granadas dio con Edmundo Rubén Mamani Gamarra, quien lo llevó el inmueble donde se almacenaban los explosivos. Mamani Guerra es un ex policía que en el año 2007 fue detenido por tenencia ilegal de armas.

El jefe de la División Territorial Oeste de la Policía Nacional, coronel César Arévalo Guzmán, anunció que a raíz de este caso se producirán más capturas hasta dar con los verdaderos responsables del negocio ilegal de armamento.

TAGS RELACIONADOS