Redacción EC

Agentes de la PNP intervinieron un terreno de 164 hectáreas, ubicado en el Km 15 de la carretera a Huarochirí, en , donde hallaron siete armas de fuego, entre pistolas, revólveres y fusiles, así como dos granadas de guerra y cuatro cacerinas. 

En la operación, que dejó a 42 personas intervenidas, participaron miembros del Escuadrón de Emergencias SUAT, la Unidad de Desactivación de Explosivos () y agentes de la Unidad de Servicios Especiales (USE). Según se informó, seis de los intervenidos se desempeñaban como vigilantes del terreno, donde funcionaba una cantera de piedras y arena sin autorización municipal. 

Mauro Campos, quien se identificó como ocupante del terreno desde el 27 de mayo de 1993, fue quien propició la acción policial. Él había denunciado el funcionamiento de la cantera, luego de que integrantes de la Asociación Luz de Cristo invadieran el predio.

Emilio Chávez, alcalde de Cieneguilla, pidió a las autoridades continuar con las intervenciones de este tipo en los terrenos en litigio del distrito, pues estos espacios son utilizados como depósitos por los traficantes de terrenos.

[Las canteras ilegales] ganan hasta S/. 60 mil cada día, sin contar con ninguna autorización y pagar pésimo a sus trabajadores. Además, amenazan de muerte para actuar ilegalmente”, explicó.