Hermanos falsificaban documentos para obtener visas ilegalmente
Redacción EC

Los hermanos Willian y Rafael Abanto fueron capturados por la por falsificar documentos y adiestrar a personas para que consigan visas afraudulentamente. Ellos cobraban hasta US$6 mil y tenían toda una red operativa.

Los estafadores operaban desde una vivienda en Lince que fue bautizada como 'La Escuelita'. Dentro, montaron todo un sistema que cuidaba todos los detalles del reglaje que mantiene la para conceder visas.

Por el pago efectuado, falsificaban documentos, inventaban propiedades, constancia de estabilidad laboral, incluso brindaban una identidad falsa y hasta entrenaban a los postulantes para que no fallen la entrevista consular. 

En el inmueble, la policía halló una pequeña central telefónica con diversas líneas, por si llamaban de la embajada para corroborar datos y poder mantener firme su estafa. También se halló diversos sellos para dar la apariencia de autenticidad a los documentos que falsificaban. Finalmente incautaron evidencia y confiscaron los CPU en los que se hacían las alteraciones.

Los hermanos, al ser interrogados, negaron todo, dieron versiones distintas y hasta se contradijeron en sus declaraciones. Ambos detenidos fueron finalmente conducidos a la sede de la