Huachipa sigue sufriendo los embates del Fenómeno El Niño costero. La zona más afectada es Carapongo, cuyos residentes han perdido sus pertenencias por el desborde del río Rímac.

Personal policial ayudó a las personas a evacuar y ponerse a buen recaudo. En algunos casos, los residentes levantaron carpas en partes alejadas de la zona. 

LEE TAMBIÉN