Redacción EC

El presidente del Poder Judicial, Enrique Mendoza, anunció que los trabajadores judiciales que acataron la huelga indefinida que duró 46 días y que terminó el pasado viernes 9 de mayo trabajarán los sábados a lo largo de, por lo menos, medio año, para recuperar las horas que no laboraron.

“Se han producido pérdidas y hay un gran daño que no podemos recuperar, el tiempo perdido y los gastos ocasionados por la huelga”, dijo en una conferencia de prensa desde el Congreso.

Añadió que en los próximos días se darán detalles de esta medida, así como de la ampliación de la jornada laboral por cuatro horas adicionales en Lima y tres horas en provincias.

“Hemos tomado estas medidas para atender este embalse o acumulación de peticiones de parte del público y esperamos en dos días más tener resultados y normalizar la tensión”, añadió.

También destacó el hecho de que ya está funcionando la Corte Superior de Lima Este y que tienen planeado implementar otros distritos judiciales para los distritos de Ventanilla y Ancón, además de otro más para la zona sur de la capital.

PÉRDIDAS ECONÓMICAS

Mendoza informó que la pérdida económica que dejó la paralización de trabajadores del Poder Judicial es equivalente a unos S/.250 millones de soles, cifra mayor a los S/.124 millones que representaba el incremento de las remuneraciones de los trabajadores a lo largo de un año.