Un edificio de 11 pisos, que funcionaba como depósito de juguetes y productos plásticos en el Cercado, fue consumido por las llamas esta madrugada.

Según informaron los bomberos, el incendio empezó hacia las 5:45 a.m. en el sétimo piso, donde se encontraba un vigilante, identificado como Martín Carlos Suclupe. Los pisos superiores fueron los más afectados.

Gonzalo Arcasi, periodista de El Comercio, reportó que además de Suclupe fueron evacuadas unas 20 personas del recinto. Ninguno sufrió lesiones.

Catorce máquinas y 62 bomberos aún trabajan para controlar el siniestro. Se estima que el fuego, catalogado como una emergencia de código 2 (grave), será extinguido en unos 40 minutos.

El tránsito ha sido restringido en los Jr. Puno y Azángaro, así como en la Av. Colmena.