(Foto: Rolly Reyna/ El Comercio)
(Foto: Rolly Reyna/ El Comercio)
Redacción EC

El holandés , sentenciado a 28 años de prisión por la muerte de la peruana Stephany Flores, es investigado, junto a su esposa, Lady Figueroa Uceda, por la Fiscalía de Lavado de Activos de Lima por presuntamente haber lavado 350 mil dólares.

Según el diario holandés , la investigación de la primera Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos se inició con la denuncia por estafa que fue presentada por una cadena de casinos, informó América Noticias.

Las empresas habrían reportado pérdidas económicas considerables y las atribuyeron a la manipulación y engaño de los jugadores. Uno de los sospechosos es un ciudadano holandés que sería muy cercano a Van der Sloot.

El sospechoso del fraude habría enviado parte del dinero sustraído de las casas de apuestas, a la cuenta bancaria de Lady Figueroa, según las primeras investigaciones.

Con ese dinero, ella habría comprado un lujoso departamento en la zona residencial de Lima. Sin embargo, de acuerdo a la Superintendencia Nacional de Registros Públicos, Figueroa solo aparece como propietaria de dos vehículos que ya fueron vendidos en aproximadamente 17 mil dólares en el 2014, año en que se casó con Van der Sloot.

América Noticias intentó comunicarse con Figueroa, pero en su vivienda indicaron que desde hace dos días no se sabe nada de ella y en el teléfono fijo la operadora indicó que su número está fuera de servicio. En tanto, el abogado del holandés evitó dar declaraciones.

Joran Van der Sloot se encuentra recluido en el penal de Challapalca, en la provincia de Tarata, región Tacna, a 4800 metros sobre el nivel del mar. El holandés fue trasladado al recinto penitenciario en el año 2014 ya que tenía libre acceso a Internet y Whatsapp cuando estuvo en Piedras Gordas. 

Joran Van der Sloot