La periodista Melissa Peschiera denuncia que es acosada sexualmente desde el 2016 (Foto: Karen Zárate)
La periodista Melissa Peschiera denuncia que es acosada sexualmente desde el 2016 (Foto: Karen Zárate)
Redacción EC

El 36° Juzgado Penal con Reos Libres de la Corte Superior de Justicia de Lima abrió un proceso penal contra José Carlos Andrade Beteta, acusado de acosar sexualmente a  desde el 2016, por desobedecer un mandato judicial que lo obligaba a no acercarse a la periodista.

Andrade Beteta es investigado como presunto autor de desobediencia a la autoridad en forma agravada contra el Poder Judicial y sujeto pasivo de acción contra Melissa Peschiera. En mayo del año pasado, el 8° Juzgado de Familia le había impuesto medidas de restricción que implicaban no acercarse a menos de 10 metros a ni comunicarse con ella. La periodista logró que se dictaran estas restricciones luego de que él apareciera afuera de sus trabajo e intentara llevársela.


​►

No obstante, “él las desobedeció de todas las formas posibles: presencial, virtual, por teléfono”, explicó Peschiera a este Diario antes de conocer la decisión del juzgado.

Días antes, la periodista también demostró con imágenes cómo Andrade Beteta continuaba hostigándola. “Melissa, yo no me rindo fácilmente”, es uno de los mensajes que la agraviada recopiló en capturas de pantalla difundidas en su cuenta de Twitter. Además, el 22 de abril pasado, ingresó a su casa para dejarle un ramo de rosas. “Entró hasta mi casa, al lugar donde vivo con mis 3 hijos, con mi dignidad pisoteada, mi tranquilidad secuestrada y mi paz ultrajada. Lo escribo entre lágrimas y con una profunda tristeza y preocupación. Porque en este país no yo ni ninguna otra mujer estamos seguras”, dijo en ese momento.

- Internamiento -
Durante la audiencia, realizada esta mañana, la sala también dispuso Andrade Beteta cumpla mandato de comparecencia restringida con reglas de conducta mientras dure el proceso. Entre estas, presentarse cada 30 días al registro biométrico correspondiente, no acercarse a agraviada, comunicarse con ella a través de cualquier medio y abstenerse de todo tipo de acto que implique violencia física o verbal, bajo apercibimiento de revocarse la medida en este caso.

Asimismo, se ordenó que continúe con el tratamiento médico psiquiátrico que sigue en el Instituto de Salud Mental Hospital Noguchi y vigilancia por parte de la madre, quien deberá dar cuenta sobre el estado del procesado. Él ha sido diagnosticado con esquizofrenia paranoide.

Según fuentes de este Diario, José Carlos Andrade Beteta ha quedado retenido en dicho nosocomio, donde hace una semana fue internado por sus familiares. El proceso que hoy se abrió tiene un plazo de 90 días.

-Proceso pendiente por acoso sexual-
Desde el año 2016, José Carlos Andrade Beteta acosa, hostiga y persigue a la periodista. Primero empezó con cartas, luego mensaje de texto y llamadas insistentes a diario. El acecho se hizo público cuando se creó una cuenta en Twitter solo para asediarla casi a diario. No quedó ahí. Se ha grabado en varias ocasiones frente a su casa y su trabajo, se ha acercado a sus hijos, su hermana, su madre.

Harta y asustada por el acoso de José Carlos Andrade Beteta, Peschiera lo denunció a inicios del año pasado. Sin embargo, la periodista explicó a El Comercio que cuando lo hizo el acoso sexual aún no era delito. Esto recién se logró con el Decreto Legislativo 1410, publicado del 12 setiembre de 2018.

En marzo de este año, logró sentar la denuncia por esta figura. No obstante, la fiscalía aún no ha formulado la denuncia ante el Poder Judicial.  “En mayo del año pasado le dan las medidas de restricción por el reglaje, marcaje y hostigamiento que me hacía. Como no había ley, no se le podía denunciar por acoso. Recién desde setiembre a la fecha yo demostré que el sujeto seguía haciendo sistemáticamente un acoso sexual. Ese proceso todavía está pendiente”, detalló.