El tribunal internacional de París determinó la tarifa de los peajes de la concesionaria Línea Amarilla en S/ 5,20. (Foto: GEC)
El tribunal internacional de París determinó la tarifa de los peajes de la concesionaria Línea Amarilla en S/ 5,20. (Foto: GEC)

El tribunal internacional de París emitió su laudo sobre el arbitraje que mantenía la (MML) y la concesionaria de peajes Lima Expresa, antes (Lamsac), desde el 2018. El arbitraje determinó que la tarifa se ajustará a S/ 5.60. Antes del arbitraje, la concesionaria proponía el costo de S/ 5.70.

La empresa Vinci Highways, dueña de la concesión, informó que esta nueva tarifa debió entrar en vigencia desde febrero de este año y estará sujeta a reajustes en el futuro, según el contrato.

¿Cómo inició la controversia que terminó en un laudo arbitral?

En agosto del año pasado, el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, informó que la MML inició un proceso de nulidad del contrato con la empresa francesa Vinci Highways por el proyecto Lima Expresa tras no lograr un acuerdo en la renegociación de la tarifa de los peajes.

Un mes después, Muñoz presentó, en Estados Unidos, los alegatos ante la Cámara Arbitral de París, según lo determina el contrato de concesión.

En ese momento, el alcalde justificó el proceso ante las “evidencias públicas irrebatibles para la justicia confirmaban que los contratos suscritos con las dos anteriores gestiones municipales [de Susana Villarán y Luis Castañeda] estaban manchados por la corrupción”.

El proyecto Línea Amarilla fue firmado en el 2009 por la gestión municipal de Luis Castañeda Lossio y la empresa brasilera OAS. Esta consistiría en dos secciones: una vía desde la avenida Javier Prado hasta el óvalo Hábich (por la que funcionaría un corredor del Metropolitano) y una vía expresa debajo del río Rímac. Por estas obras, la empresa OAS se haría cargo de la administración de los peajes durante 30 años.

El contrato estipula que los precios de los peajes se reajustarán cada año. Para ello se realiza un cálculo que toma como base S/ 3, que inició cobrando Emape, y sumarle otros factores como el IGV, la variación de la inflación en el Perú y la variación del tipo de cambio de moneda. (devaluación). Además, el documento señala que la empresa concesionaria se haría cargo de los peajes desde octubre del 2013, incluso si las obras no estaban culminadas.

Los recursos que iba a utilizar la empresa para el proyecto, según el contrato, serían tanto en soles y dólares, y a ellos se les tenía que aplicar las variaciones de inflación y devaluación. Pese a ello, durante la gestión de Susana Villarán (2011-2014), la empresa solicitó cambiar la fórmula, pues ahora solo utilizarían soles para la ejecución de la obra. Esta fue aprobada por la gestión municipal, pero sin adenda de por medio.

—Incrementos—

En octubre del 2013, la concesionaria inició el cobro de los peajes, con el primer reajuste y sin haber culminado las obras. Los vehículos de transporte público y de carga pesada empezaron a pagar S/.3 cuando antes era S/.2.50. En el caso de los autos particulares se aumentó el precio de S/.3 a S/.4.

Solo dos meses después, en diciembre, las tarifas volvieron a subir, pero solo para el transporte público y pesado. Además, durante la gestión de Villarán se amplió la administración de los peajes, a cargo de la concesionaria, por 10 años más.

En diciembre del 2014, la concesionaria reclamó $142 millones como compensación por costos adicionales en la demora de la reubicación de las personas que vivían en la zonas donde desarrollaba el proyecto, trabajo que estaba a cargo de la Municipalidad de Lima.

La comuna reconoció el pago a favor de la concesionaria y ejecutó un mecanismo de compensación con dos incrementos de la tarifa del peaje, una para diciembre de año y otra en marzo del 2016.

En ese momento, el precio del peaje subió a S/.4,50 (un aumento de S/ 0,50) y en el 2016, subió a S/5.00. En agosto de ese año, la empresa francesa Vinci Highways compró el proyecto Línea Amarilla por S/5.500 millones.

Un año después, nuevamente, se elevaron las tarifas de S/5 a S/5.30. En enero del 2018, la empresa envió una carta a la Municipalidad de Lima con la nueva tarifa, de S/5,70, la cual fue observada por la actual gestión municipal y dio pase al arbitraje internacional.

—Caso: Av. Separadora Industrial—

Hasta el año pasado, la empresa Vinci Highways cobraba 11 peajes de las vías Evitamiento y Línea Amarilla; sin embargo, en diciembre pasado, la Corte de Lima ordenó que suspendiera el cobro en las ubicadas en la avenida Separadora Industral, en La Molina.

En enero de este año, el Poder Judicial ordenó a la concesionaria reducir la tarifa del peaje en S/ 0,50 en todas garitas que comprenden la concesión del proyecto Línea Amarilla. Ello luego de que la procuraduría ad hoc del Caso Lava Jato solicitara que “cesen los efectos del reajuste ilegal de la tarifa del peaje”. Con ello, la tarifa pasó de costar S/ 5,70 a S/ 5,20.

—Respuesta—

Tras el laudo del tribunal internacional de París, la empresa señala que esta nueva fórmula tiene el riesgo de incluir el tipo de cambio en la tarifa, el cual tiene mayor volatilidad y podría tener consecuencias a largo plazo.

Además manifestaron que en el fallo se determinó que tienen derecho a una compensación por aceptar la postergación de incrementos en la tarifa. En un comunicado señalaron que la Municipalidad de Lima tiene que reembolsarle el 50% de los costos del arbitraje internacional, es decir 411,219.00 euros.

La empresa también indicó que esperan que el Poder Judicial deje sin efecto la medida que le ordenaba reducir la tarifa a S/5.20, pues contradice lo establecido por el arbitraje.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la es un nuevo , de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardíacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo que ha acabado con la vida de miles de personas.

VIDEO RECOMENDADO

Transporte interprovincial alista protocolos para reactivación