Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Lima

Juramento patrio: los nuevos ciudadanos del Perú

Extranjeros de tres continentes recibieron su título de nacionalidad.

Los nuevos ciudadanos del Perú

Youssef, Vlada, Barbarita y Rémi se nacionalizaron junto a otros 35 extranjeros en Migraciones. (Foto: Lino Chipana / El Comercio)

(Foto: Lino Chipana / El Comercio)

Nadie escoge en qué rincón del mundo nacer, pero sí es posible decidir dónde vivir y qué bandera honrar. Ayer, 39 extranjeros de 15 países de América, Europa y África se nacionalizaron peruanos, un hecho que a dos días de conmemorar los 196 años de independencia nacional provoca una pregunta necesaria: ¿por qué elegir al Perú como segunda patria?

Barbarita Martínez Espinoza, de 30 años, nació y creció en Caracas. Su madre es una ancashina que migró a Venezuela por la crisis económica que golpeaba al Perú en los años 80. Hoy que las cosas no van bien en el país que gobierna Nicolás Maduro, ambas tomaron la decisión de venir al Perú. Aquí llevan tres años y no está en sus planes retornar a Caracas.

“Lima es una ciudad complicada, es como una motocicleta que va hacia adelante sin detenerse. Todos andan muy estresados, pero te terminas acostumbrando y entonces comienzas a rescatar todas las cosas bonitas”, dice Barbarita, quien trabaja en una agencia de publicidad.

–Venir desde tan lejos–
La historia de Youssef Saikouk, de 33 años, es la de muchos que se enamoran a través de Internet. Él nació en Marruecos, es musulmán, estudió Derecho y se dedicaba a la fabricación de automóviles.
Seis años estuvo en amoríos virtuales con la peruana que hoy es su esposa. Se conocieron por fin en el 2011 y al año siguiente se establecieron en Lima.

“Perú tiene todo: lluvia, calor, selva, frío, modernidad. Este es un país de amor y quien llega no se quiere ir”, dice Youssef, que por ahora se dedica al turismo, al fútbol y a la secretaría de la Asociación Islamita en el Perú.

Junto a Youssef se nacionalizó Rémi Gosset, un francés de 34 años que vive en el Perú hace una década. Vino invitado por unos amigos y se enamoró de una peruana.

Ese, sin embargo, no fue el único amor que brotó en él. “La comida francesa es buena, pero es muy gourmet. Aquí se come rico todos los días y en todo lugar. El ají de gallina me encantó”, dice Rémi. Luego agrega: “La delincuencia da miedo, pero el Perú tiene tantas cosas buenas que uno se olvida de todo lo malo”.

A Vlada Pavlichenko, de 33 años, le encanta la historia del Perú. Nació en Ucrania y llegó aquí a los 12 años, por el trabajo de su padre. Al terminar la secundaria viajó a EE.UU. y Canadá, donde estudió Administración, Política y Economía. Hace dos años retornó al territorio nacional, se casó con un peruano y acaba de nacionalizarse. Ayer, como nueva peruana, pidió que este 28 de julio celebremos con orgullo y patriotismo.

LEE TAMBIÉN...

Tags Relacionados:

Migraciones

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada