De acuerdo al municipio, tras el frustrado contrato de alquiler, el distrito utiliza para cortar el césped "cuatro podadoras antiguas que hemos tenido que hacer funcionar". (Foto: Municipalidad de San Isidro/ El Comercio)
De acuerdo al municipio, tras el frustrado contrato de alquiler, el distrito utiliza para cortar el césped "cuatro podadoras antiguas que hemos tenido que hacer funcionar". (Foto: Municipalidad de San Isidro/ El Comercio)
Gino Alva Olivera

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El 22 de julio pasado, la Municipalidad de decidió desembolsar S/34.200 para el alquiler de 12 máquinas cortadoras de césped por un período de 30 días. La finalidad era el mantenimiento de las áreas verdes de uso público en el distrito, de acuerdo a la orden de servicio 2020–01920, que revisó El Comercio.

Mira: Augusto Cáceres, del especialista en cabello y la piel de “DR. TV” a la alcaldía de San Isidro | PERFIL [suscriptor digital]

Dos días después, la mañana del 24 de julio, el subgerente de Gestión Ambiental de San Isidro, Henry Túpac Espíritu, y una representante de Mitsutake S.A.C., empresa ganadora del contrato, firmaron un acta por la recepción de los aparatos.

“Se hace entrega de 12 equipos nuevos cortacésped para ser utilizados en la actividad de corte de gras”, dice el documento al que tuvo acceso este Diario. El municipio confirmó posteriormente su veracidad.

En este se menciona incluso el código de 11 dígitos que corresponde a cada una de las máquinas supuestamente otorgadas a la comuna. El arriendo empezaba ese mismo día y debía culminar el sábado 22 de agosto.

En el acta, un subgerente de San Isidro confirma la recepción de equipos que nunca fueron entregados. La municipalidad ha reconocido la veracidad de este documento. (Foto: El Comercio)
En el acta, un subgerente de San Isidro confirma la recepción de equipos que nunca fueron entregados. La municipalidad ha reconocido la veracidad de este documento. (Foto: El Comercio)

–Detalles sospechosos–

Justamente el 22 de agosto, la Gerencia de Ética e Integridad distrital inspeccionó el almacén del vivero municipal y encontró que a San Isidro solo habían llegado cinco cortadoras de césped, dos de las cuales ni siquiera funcionaban.

“Esta gerencia constató evidentemente que de los 12 equipos alquilados por la MSI [Municipalidad de San Isidro], solamente se encontraron cinco equipos y de los cuales solamente tres operativos y dos malogrados”, refiere un informe de Ética, enviado el 17 de setiembre del 2020 al gerente municipal de San Isidro, Jorge Luis Rey de Castro.

Estas son las cinco máquinas cortacésped que San Isidro recibió de Mitsutake S.A.C. Dos de ellas estaban averiadas. (Foto: El Comercio)
Estas son las cinco máquinas cortacésped que San Isidro recibió de Mitsutake S.A.C. Dos de ellas estaban averiadas. (Foto: El Comercio)

En una entrevista con El Comercio, la gerente de Administración y Finanzas de la Municipalidad de San Isidro, Mariella Hidalgo Carrera, reconoció la veracidad de tal hallazgo.

Para el abogado José Antonio Trelles, especialista en contrataciones del Estado, lo sucedido es un acto muy grave. “Estamos ante hechos que podrían configurar el delito de colusión, pues tienes a un funcionario de la municipalidad que conviene con un contratista en la suscripción de un acta con información falsa, en claro perjuicio de los recursos públicos. Y esto aparentemente no se debe a un error, sino la consigna de tramitar los documentos necesarios para el pago íntegro de un servicio que no se prestó de manera idónea”, aseveró a este Diario.

Consultada al respecto, Hidalgo Carrera respondió: “Por supuesto que me parece grave, pero yo nunca escucho solo una versión. Tendría que escuchar ahí la justificación de esa persona [el subgerente Túpac Espíritu], por qué hizo esa firma. El expediente se encuentra en investigación de la municipalidad y de la fiscalía”.

–Trabajo inconcluso–

En un intento por justificar el servicio ofrecido, Mitsutake S.A.C. señaló, en una carta dirigida al municipio distrital, que “debido la pandemia que ha afectado al personal de nuestro equipo técnico de mantenimiento, muchos de ellos en cuarentena por el COVID–19, ha ocasionado la demora e incluso mantenimiento de equipos recurrentes, situación de fuerza mayor”.

Extracto del informe de Ética, del 17 de setiembre del 2020, enviado al gerente municipal de San Isidro, Jorge Luis Rey de Castro, donde se menciona la carta de Mitsutake S.A.C. (Foto: captura de imagen de informe de Ética/ El Comercio)
Extracto del informe de Ética, del 17 de setiembre del 2020, enviado al gerente municipal de San Isidro, Jorge Luis Rey de Castro, donde se menciona la carta de Mitsutake S.A.C. (Foto: captura de imagen de informe de Ética/ El Comercio)

Pese a la insistencia de San Isidro para que se honrara el compromiso firmado, la empresa nunca entregó el total de las máquinas ni reemplazó las averiadas. Por ello, el 2 de setiembre, la municipalidad finalmente dejó sin efecto la orden de servicio. Según Hidalgo Carrera, la comuna no efectuó ningún pago.

La gerente Mariella Hidalgo reconoció que "vamos a prestar mayor atención" con los servicios de la empresa Mitsutake S.A.C.  (Foto: César Campos/GEC)
La gerente Mariella Hidalgo reconoció que "vamos a prestar mayor atención" con los servicios de la empresa Mitsutake S.A.C. (Foto: César Campos/GEC)

El abogado José Antonio Trelles remarcó que la resolución del contrato no exime al municipio de su responsabilidad por la indebida gestión de recursos públicos. “Esto tampoco exceptúa de responsabilidad a sus funcionarios, pues se evidencian atisbos de irregularidad: un estudio de mercado sobrevaluado, la desnaturalización del contrato y, lo más grave, la emisión de un acta con información falsa o inexacta”, destacó.

Después del frustrado acuerdo contractual con Mitsutake S.A.C., San Isidro no ha vuelto a convocar un concurso para el arriendo de equipos cortadores de césped.

“Tenemos cuatro podadoras antiguas que hemos tenido que hacer funcionar. Pero estamos próximos a que se adjudique un contrato de licitación sobre áreas verdes, donde se pide al menos 15 podadoras”, informó a este Diario la Gerencia de Comunicaciones e Imagen Institucional de la comuna.

–Valor de mercado–

Las máquinas que Mitsutake S.A.C. ofreció a San Isidro son unas desbrozadoras de césped de la marca Shindaiwa, modelo B450. El Comercio se comunicó con las empresas importadoras Jospac Import y Vidagro, dos referentes en el rubro en el Perú, y comprobó que el precio de cada equipo es de US$770 (S/2.762).

Si la gestión del alcalde Augusto Cáceres Viñas hubiese adquirido las 12 máquinas, la inversión ascendería a S/.33.144. En otras palabras, alquilar los equipos por un mes resultó casi igual que haberlos comprado.

La gerente de Administración y Finanzas de la Municipalidad de San Isidro no considera que esto sea una deficiencia de gestión. “No hay nada raro. No nos corresponde determinar por qué el área usuaria [Gestión Ambiental] desea alquilar o por qué no desea comprarlas, mas aun cuando las condiciones ahora son muy distintas a la de julio, cuando recién se abría el mercado”, respondió.

Mira: corrupción en balnearios: los alcaldes acusados de tráfico de terrenos, peculado y extorsión

Otro detalle clave en esta historia es la idoneidad de los postores. Según el informe de la Gerencia de Ética de la Municipalidad de San Isidro, ni la firma ganadora del concurso ni los otros participantes tienen “ninguna experiencia similar al objeto del contrato”.

En el registro de Sunat, las actividades económicas de Mitsutake S.A.C. son tres: venta al por mayor no especializada, fabricación de partes y piezas de carpintería para edificios y construcciones, y otras actividades de servicios personales.

El alquiler de equipos cortacésped no es el único trabajo que la mencionada compañía hizo para San Isidro. En febrero, recibió S/21.600 a cambio del “servicio de acondicionamiento del depósito para equipos y herramientas de la Subgerencia de Gestión Ambiental”.

Y el 27 de agosto, en medio de la controversia por los cortacésped, el municipio distrital emitió una nueva orden de compra a favor de Mitsutake S.A.C., esta vez por S/32.172 para la colocación de un “techo de caña en la pérgola del parque Bicentenario”.

El 27 de agosto, San Isidro emitió una orden por S/32.172 para que la empresa Mitsutake S.A.C. colocara un techo de caña en el parque Bicentenario. (Foto: Luis Jacobo/GEC)
El 27 de agosto, San Isidro emitió una orden por S/32.172 para que la empresa Mitsutake S.A.C. colocara un techo de caña en el parque Bicentenario. (Foto: Luis Jacobo/GEC)

“Cualquier proveedor te puede fallar. Lo que había era una carta de notificación de incumplimiento [del contrato por las cortadoras]. [...] Acá no han pedido un experto, acá me han pedido una empresa con experiencia en servicios diversos”, expresó Hidalgo Carrera.

Pero el abogado José Antonio Trelles tiene una opinión distinta. “Legalmente no puedes discutir la validez del contrato, pero sí es una muestra indiscutible de parcialización. Estamos hablando de una empresa que hace techos y también te alquila podadoras de césped. Esto evidenciaría un favorecimiento a la empresa que no se sustenta en la experiencia”, opinó José Antonio Trelles.

Finalmente, la gerente de San Isidro indicó que aún no se ha efectuado ningún pago por la colocación del techo en el parque Bicentenario. “Vamos a prestar mayor atención a esta empresa, definitivamente, pero mantenemos el principio de pluralidad en todos los postores”, acotó.

El Comercio intentó comunicarse con Mitsutake S.A.C., pero al cierre de este reportaje no había repuesta.

–Consecuencias–

Para Gustavo Massa, regidor en San Isidro por Acción Popular, los hechos expuestos en este reportaje son graves. “Serían delitos de corrupción contra la misma municipalidad y lo más grave es que pese a las advertencias al alcalde de que desde hace varios meses existen irregularidades en su gestión, no quiere ver lo que pasa. Y cuando he pedido explicaciones, no me las dan”, manifestó.

El viernes 18 de septiembre, la fiscal Lilia Rossanna Del Río Farro, de la Segunda Fiscalía Anticorrupción, se presentó al palacio municipal de San Isidro para notificar a la gestión de Cáceres Viñas sobre la apertura de una investigación preliminar por el caso del alquiler de las cortadoras de césped y para solicitar información respecto de los hechos descritos.

El Comercio solicitó a la Municipalidad de San Isidro poder hablar con el subgerente de Gestión Ambiental, Henry Túpac Espíritu, para conocer su versión de los acontecimientos, pero no fue posible.

Al cierre de esta nota, la Gerencia de Comunicaciones e Imagen del distrito informó que Túpac Espíritu fue separado de su cargo. Solicitamos acceder a la resolución de cese, pero señalaron que “será publicada en las próximas horas”.

Luego de publicada la presente nota, a través de un comunicado, el municipio de San Isidro indicó que ha decidido separar a los servidores presuntamente involucrados en los hechos mencionados, entre otras medidas.

Aclaración: Se le agregó al texto un comunicado de la Municipalidad de San Isidro en el que precisa que ha decidido separar a los servidores presuntamente involucrados en los hechos denunciados en la nota, entre otras medidas.

TE PUEDE INTERESAR