¿Por qué fueron liberados los 2 jóvenes acusados de violación?
¿Por qué fueron liberados los 2 jóvenes acusados de violación?
Luis Silva Nole

Después de una fiesta en Mamacona, el último domingo, una joven de 20 años (de identidad reservada) no regresó a su casa como otras veces. Ella . Ella habría visto vulnerada su libertad sexual; mientras ellos fueron liberados horas después de haber sido detenidos. 


Pueden estar escondidos en cualquier parte, incluso podrían haber salido del país. Rodrigo Sánchez Isasi, de 24 años, y Sebastián Alonso Bernos Parodi, de 23, fueron denunciados penalmente ayer por el Ministerio Público por el delito contra la libertad sexual.

Tras ser detenidos por la policía en la tarde del domingo, los dos denunciados por violación fueron liberados el lunes, por orden de Augusto Berrocal Castañeda, titular de la Fiscalía Provincial Penal 23 de Lima. Recién ayer martes el fiscal ofició al juzgado de turno la denuncia penal, el pedido de detención preventiva por nueve meses y el de impedimento de salida del país para ambos.

Pese a que trascendió que al menos uno de los presuntos violadores ya había salido del país, hacia el cierre de esta edición fuentes de Migraciones confirmaron a El Comercio que ninguno había cruzado formalmente la frontera en las últimas 48 horas. Sin embargo, podrían hacerlo mientras el Poder Judicial no acceda a la petición fiscal. Se supo también que Bernos y Sánchez podrían estar en Máncora. 

PUNTO DE QUIEBRE
En la tarde de ayer, el fiscal Berrocal señaló a este Diario que los indicios agrupados en el atestado policial del caso configuraban sin lugar a dudas el delito de violación. ¿Entonces, por qué liberó a los detenidos y recién formuló ayer la denuncia penal? “El atestado policial, remitido por la Divincri San Isidro-Miraflores-Lince recién llegó físicamente a mi despacho ayer [lunes], a la 1:42 p.m., doce minutos después del plazo legal de 24 horas que tenemos desde la detención para poder enviar el caso al Poder Judicial”, sostuvo Berrocal.

Según el atestado, la detención de Bernos se dio a la 1 p.m. del domingo, y la de Sánchez apenas 30 minutos después. “Como se acercaba la hora límite, llamé en la mañana del lunes a la Divincri y me dijeron que me enviarían por correo electrónico un adelanto del legajo. Eso sucedió poco después del mediodía, pero no era todo el atestado y yo no podía cotejar los datos”, indicó el fiscal.

Berrocal dijo que no envió el caso al juzgado porque no se lo iban a aceptar por haberse vencido el plazo de ley. “Además, me arriesgaba a que me interpongan un hábeas corpus”, dijo. 

Además, El Comercio observó que las actas de registro de las pertenencias de los detenidos estaban fechadas antes de la 1 p.m. del lunes. Resulta extraño ese registro, ya que las detenciones se dieron a la 1 p.m. y a la 1:30 p.m.

“Pasa algo en la policía. Por eso levantamos un acta de entrega tardía del atestado, en la que el representante policial declara que el legajo estaba listo desde las 10 a.m., pero que esperaban el visto bueno del jefe de la Divincri Centro, coronel PNP Juan Carnero. Hemos informado de todo a Inspectoría de la PNP”, dijo el fiscal.

Carnero sostuvo a El Comercio que desconocía las razones de la demora en la entrega del atestado. Según fuentes de la Divincri San Isidro-Miraflores-Lince, se debió a todo el trabajo que significó acopiar lo actuado, y que, pese a la demora, el fiscal debió proceder.

Para Mario Amoretti, decano del Colegio de Abogados de Lima, muchas veces la administración de justicia se entorpece debido a que la PNP no presenta las pruebas completas o entrega documentos a destiempo. Su colega, Luis Lamas, atribuyó la demora a la falta de recursos para la operatividad policial.

El castigo por el delito de violación es pena privativa de la libertad no menor de 20 años ni mayor de 25.