La Municipalidad de Lima entregó esta mañana unos 800 sacos de tierra a los vecinos del asentamiento humano Carrizales, en el sector de Pariachi, en Ate, los cuales fueron usados como muros de contención ante una posible crecida del del cauce del río Rímac.

El personal de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima realizó la entrega de los sacos de material resistente y ayudó a instalarlos en las márgenes del río Rímac.

Esto se suma a la supervisión que ha estado haciendo la Municiplaidad de Lima en este sector de Ate desde la semana pasada, así como en otros sectores de riesgo de los ríos Rímac, Lurín y Chillón. También se ha enviado maquinaria pesada para descolmatar los tramos que lo requieran.

Entre los trabajos que ha realizado la comuna esta semana, se incluyen el retiro las compuertas de la de la bocatoma Julio C. Tello del río Lurín, la cual fue obstruida por los troncos y maleza que arrastró la crecida de la corriente. Esto hizo que el caudal se desborde y afecte terrenos agrícolas en el kilómetro 33 de la antigua Panamericana Sur.

Los sacos de tierra de la Municipalidad de Lima fueron colocados ante posible crecida de caudal. (DIfusión)

También se usó una retroexcavadora para sacar rocas y reforzar un pilar del Puente Huachipa en Lurigancho Chosica.

En Carapongo, se utilizó una excavadora frontal para remover un islote de piedras en medio del cauce del río para allanar la vertiente y permitir que el agua avance sin impedimentos.

Lee también...