Lima y OAS admiten plagio en by-pass pero culpan a otra empresa
Lima y OAS admiten plagio en by-pass pero culpan a otra empresa

Ante las denuncias de plagio en un estudio que presentaron la Municipalidad de Lima y la empresa constructora OAS para sustentar el plan de desvíos y el impacto vial de las obras por el by-pass de 28 de Julio, ambas partes se han pronunciado para responsabilizar a otra empresa.

A través de un comunicado, la constructora OAS, a cargo del by-pass de 28 de Julio así como de las obras del proyecto Línea Amarilla (ex Vía Parque Rímac), informó que pagó S/.20 mil a la empresa Transalvi E.I.R.L para la elaboración de los estudios del plan de desvíos.

“Hemos sido sorprendidos debido a que la referida empresa ha citado cuatro párrafos en la introducción del referido estudio sin citar la fuente, lo que constituye una acción que deploramos y rechazamos tajantemente”, detalló OAS a través de un comunicado.

El nombre de la empresa Transalvi no figura en ninguna parte del documento, el cual sí cuenta, en cambio, con los logos de la Municipalidad de Lima y de la constructora OAS.

La constructora añade que procedió a tomar “todas las acciones legales correspondientes” ante el plagio, pero reiteró que en ningún sentido la copia del texto afecta la ingeniería y la arquitectura de la cuestionada obra.

MUNICIPIO TAMBIÉN SE DESVINCULA

Aunque todavía no hay un pronunciamiento oficial de parte de la Municipalidad de Lima, el gerente de Comunicación Social y Relaciones Públicas de la comuna, Ítalo Quispe, utilizó su cuenta de Twitter para culpar a OAS y a Transalvi por el plagio.

También vinculó al gerente de Transalvi, Yenan Santiago Alvarado Villanueva, a la gestión de Susana Villarán por haber trabajado como técnico de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) en los años 2011 y 2012.