Cristina Fernández

La familia Quispe observa con dolor lo poco que queda de las dos viviendas que ocuparon por más de 40 años y que hoy están a punto de colapsar por los desbordes del en la provincia limeña de Huarochirí. Hace una semana las evacuaron por temor a una inundación, lo que se dio la noche del miércoles, cuando el caudal se incrementó y anegó, además de sus casas, un grifo y 300 metros de la Carretera Central.

Según los pobladores del sector de Cupiche, en el distrito de Ricardo Palma, el río se desbordó por las lluvias en la zona alta de Huarochirí. Aproximadamente a las 10 p.m. inundó el kilómetro 44 de la Carretera Central y desde esa hora quedó bloqueado el tránsito vehicular en ambos sentidos.

Cientos de camiones y buses de transporte interprovincial quedaron varados. En la mañana muchos pasajeros se vieron obligados a cruzar a pie por las vías del tren para continuar su viaje.

“Desde hace un mes mi esposa, mi hija y yo no podemos regresar a Satipo, por la caída de huaicos en Lima. Ayer nos vendieron pasajes porque ya había pase y ocurrió esto”, contó el pasajero José Yovera.

El Rímac se desbordó en el kilómetro 44 e inundó 300 metros de vía, un grifo y tres viviendas. Más de 18 horas tardó limpiar ese tramo. Por la tarde cayó otro huaico. (Miguel Bellido / El Comercio)

Al mediodía se logró habilitar una ruta alterna por los rieles del Ferrocarril Central, pero de forma restringida. Esta permitió inicialmente el pase de Lima al centro y luego en sentido contrario.

“El río se llevó parte de la carretera. Por el momento se habilitó un área de paso temporal por el ferrocarril, es un tramo reforzado pero no diseñado para el tránsito de vehículos, por lo que invoco a evitar viajar por esta vía”, señaló el ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, encargado de liderar los trabajos en Chosica y Huarochirí.

Pasadas las 4 p.m. las maquinarias y operadores de las concesionarias del tren y la carretera, Ferrovías y Deviandes, y Provías Nacional, lograron regresar el río a su cauce y limpiar el tramo afectado. Una hora después, y antes de habilitar el tránsito, un huaico cayó a la altura del kilómetro 42 y bloqueó nuevamente la carretera.

Según el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, los puntos más críticos de esta vía nacional son los ubicados en los kilómetros 42, 44 y 63, los dos primeros por desbordes del río y el tercero por desprendimiento de piedras a causa de las lluvias. La entidad informó que 200 máquinas trabajan en la rehabilitación de toda la Carretera Central.

La Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutrán) advirtió que tres de las cinco rutas al centro del país, incluida la Carretera Central, están bloqueadas y solo las rutas 3 y 5 permiten el tránsito restringido.

Los daños del sobre vistos desde el aire | FOTOS ► — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)