Las intensas que se presentaron en varios distritos de Lima sorprendieron a los peatones que salieron de sus casas listos para lidiar con el calor del verano pero tuvieron que, además, lidiar con la garúa.

Con revistas, bolsas y paraguas, los limeños se cubrieron para poder mantenerse relativamente secos ya que la lluvia no cesó e incluso fue capaz de generar aniegos en la zona este de la ciudad.

Según Senamhi, las precipitaciones se podrán repetir debido al trasvase de nubosidad desde la sierra hacia la costa. Esto no variará la percepción del calor que llegará a los 30°C.

TAGS RELACIONADOS