Ana Briceño

Los vecinos de dicen que en el 2014 votaron por Richard Ramos Ávalos para que sea alcalde porque “era un hombre que empezó desde abajo”. Era un albañil que prometía acabar con el tráfico de terrenos, un delito extendido en esa zona en los últimos años, y que acarreaba en extorsiones y sicariato.

La División de Investigación de Alta Complejidad de la Policía le siguió los pasos al alcalde durante un año porque tenían indicios de que formaba parte de una organización criminal, cuya fuente de ingreso económico era el tráfico de terrenos y las extorsiones a empresarios de construcción.

A las 4:00 a.m. de ayer, la policía ingresó a la casa del alcalde en Chilca, con una orden judicial, y encontró S/240.000 y US$30.000 que el alcalde escondía en el clóset y en otros lugares de su vivienda de tres pisos.

Lo que más llamó la atención a los agentes y al fiscal a cargo de la investigación, José Cuya, fue que en la casa había una cacha de fútbol con pasto sintético que Ramos utilizaba para organizar campeonatos.

Al alcalde también le incautaron un auto Chevrolet Camaro, que estaba estacionado en su casa, pero que está a nombre de la empresa Jhenner Servicios Generales, que es investigada por la policía. La intervención a Ramos duró seis horas.

–Los Rucos–
Según el organigrama de esta red denominada Los Rucos, Jorge Anable Palacios, ‘Ruco’, sería el cabecilla, seguido por el alcalde Ramos.

En total se capturó a 35 personas –en diferentes inmuebles de Lima y Cañete– que formarían esta organización, entre las que figuran seis policías y ocho empleados municipales de confianza del alcalde.

En la lista también está Luis Crousillat López Torres, pariente del ex broadcaster José Enrique Crousillat. Tanto él como Américo Noceda eran los intermediarios en la organización que coordinaban con los financistas y con Ramos, “que como alcalde tenía todo el poder de los terrenos en el distrito”, sostuvo una fuente de la policía.

En el organigrama también destacan los que formarían parte del brazo armado y del sicariato en la organización, así como los que brindaban seguridad. Según detalló la policía, aún falta capturar a más miembros de esta red.

Hasta el cierre de esta nota, los detenidos seguían en la Región Policial de Lima. El fiscal tiene 10 días a fin de acopiar todos los indicios contra la organización para, posteriormente, solicitar al Poder Judicial prisión preventiva para los capturados.

Los delitos que se les imputan son extorsión agravada, tráfico de terrenos y homicidio, los ilícitos que el alcalde prometió vencer cuando era candidato.

MÁS INFORMACIÓN
- Richard Ramos ganó la Alcaldía de Chilca, en Cañete, con la agrupación Concertación para el Desarrollo Regional Lima.

- La operación estuvo a cargo del Cuarto Equipo de la Tercera Fiscalía Supraprovincial Especializada contra la Criminalidad Organizada, que contó con el apoyo de 70 fiscales y cerca de 500 policías.

- En el 2015, la policía informó que en Cañete operaban 38 organizaciones criminales bajo la fachada de sindicatos de construcción civil que se disputaban a balazos las obras.

: los lujos del alcalde detenido por crimen organizado [] — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)

TAGS RELACIONADOS