Mafias de brevetes: cierran 7 locales clandestinos en Conchán
Mafias de brevetes: cierran 7 locales clandestinos en Conchán
Juan Pablo León Almenara

Días después de que El Comercio denunciara la existencia de una mafia de tramitadores que ofrecen sin dar exámenes de manejo, así como la proliferación de miradores, desde donde esos mismos sujetos ayudan a pasar la evaluación práctica en el Touring, tres instituciones involucradas en esta situación han tomado acciones.

El municipio de Villa El Salvador (VES), el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y el Touring y Automóvil Club del Perú (TACP) han dado importantes pasos para erradicar estas mafias, que operan desde hace más de 10 años alrededor del único centro de exámenes de manejo de Lima y facilitan la obtención de licencias a conductores inexpertos, a costa de poner en riesgo a los ciudadanos.

El municipio de VES y la policía cerraron ayer siete establecimientos dedicados al negocio informal de obtención de licencias, entre ellos, tres edificios que servían como tribuna para ‘soplar’, vía telefónica, a quienes rendían su evaluación práctica en el circuito del TACP.

Los inspectores municipales, acompañados por agentes de la Policía Nacional, constataron que estos locales habían sido construidos precariamente sobre terrenos arenosos, incluso invadiendo la zona intangible de 50 metros de la playa, y que operaban sin licencia de funcionamiento ni certificado de Defensa Civil.

El municipio afirmó que continuará con estas operaciones, a fin de frenar las irregularidades que hay alrededor de las escuelas de manejo, que emiten certificados aprobados sin necesidad del rendir la evaluación.

–Nuevo reglamento–
Ayer, el MTC presentó el nuevo Reglamento del Sistema de Emisión de Licencias de Conducir. Esta norma contempla requisitos más rigurosos para expedir el documento y pretende reducir las preocupantes cifras: en el Perú se registran cerca de 3.000 muertos al año, producto de 100.000 accidentes.

Uno de los nuevos requisitos para obtener el brevete es que los postulantes, además de la evaluación de manejo en el circuito de Conchán, deberán rendir una prueba en la vía pública junto a un inspector (en el caso de vehículos menores, este iría en una moto aparte), un modelo que funciona en países europeos y en Estados Unidos, y que hasta 1984 se realizaba en el Perú, antes de que se firmara el convenio entre el MTC y el Touring.

La evaluación psicológica y de salud se hará en centros certificados por el Ministerio de Salud (Minsa), ya no en cualquier centro médico, como ocurre actualmente.
Otra novedad de la nueva norma es que el postulante y el profesional médico se deberán identificar de forma biométrica (huella dactilar) para evitar una eventual suplantación.

En tanto, los exámenes teóricos, hasta la fecha emitidos por cualquier academia de manejo –lo que facilitaba la venta ilegal de certificados–, ahora serán tomados por el propio MTC, entidad que, además, fiscalizará estas escuelas.
Los instructores, tanto aquellos dedicados a las normas teóricas como a la conducción, también deberán estar certificados por el MTC.

TAGS RELACIONADOS