Maltrato infantil: Cada día se reportan 18 casos en el Perú
Maltrato infantil: Cada día se reportan 18 casos en el Perú
Martín Acosta González

“Un buen golpe hoy es un delincuente menos mañana”. La frase le pertenece a un padre violento, que sin más argumentos que su mano derecha intentó corregir a su hijo por tomar dos soles para su lonchera. La justificación, según el sicólogo Vladimir Farfán, duele más que los manotazos.

El caso del por su padre en el Callao y rescatado por un grupo de vecinas, no hace más que sumar a una estadística preocupante sobre el maltrato infantil, números que vienen aumentando de manera peligrosa en los últimos años.

El Comercio accedió a un informe del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) que da cuenta que durante 2013 fueron atendidos 4.436 casos de violencia física y 6.136 por agresiones sicológicas.

Para el 2014 los casos de violencia física atendidos por el MIMP llegaron a 4.603 y por agresión 6.494. Lo preocupante es que a setiembre de 2015 los casos de violencia física han llegado a 4.929. Si la proyección se mantiene es posible que se puedan superar los 6.000 casos al final del año.

Las estadísticas muestran que en el Perú cada día se reportan al menos 18 casos de violencia física cada día.

Solo en Lima, el 2014 en los 22 Centros Emergencia Mujer (CEM) que el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) tiene en la capital, se registraron 3.800 casos de violencia psicológica, física o sexual contra integrantes de ese sector de la población limeña.

El 25% de la incidencia se concentró en tres distritos: Villa María del Triunfo (332 casos), Villa El Salvador (325) y San Juan de Lurigancho (315).

No obstante, existe una estadística muda, aquella que se cobija en el miedo las víctimas y no permite que la agresión se denuncie, la que hace posible que el agresor viva impune y que el espiral de violencia continúe. Una parte de esa realidad es revelada en un reciente informe de la ONG Save The Children que señala que el 60% de niños en el Perú son víctimas de castigos físicos y/o humillantes. La misma ONG detalla que nuestro país, lidera de manera lamentable, el ránking de países de Latinoamérica con más casos de maltrato infantil.

CASTIGO COMO FORMA DE EDUCAR
Las cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) corroboran esta afirmación. La Encuesta Nacional de Hogares 2014 revela que un 19.8% de las entrevistadas cree necesario castigar a sus hijos para educarlos. A ello se suma que el 28.6% de madres y el 25.6% de padres refieren que usan golpes para disciplinar a sus hijos.

Para el sociólogo sicólogo Vladimir Farfán, el  no es un tema que se debe tomar a la ligera, ya que es capaz de generar daños irreversibles en la mente y la personalidad de los niños.

Las personas que han sufrido agresiones físicas y psicológicas solo se recuperan en un 60% o 70% a través de la terapia, indica Farfán.

En tanto, el psiquiatra Freddy Vásquez Gómez dijo que “no se puede negar que el niño tendrá secuelas en un 30%. El tratamiento solo consiste en devolverle la autoestima al niño, disminuirle los miedos y notar si ya está deprimido”.

La violencia contra niños repercute en síntomas de depresión y ansiedad, así como en conductas autolesivas que pueden llevar a intentos de suicidios. Según el doctor Vásquez Gómez, muchos casos de personas con tendencias suicidas reportan haber sido maltratados cuando tenían menos de 15 años.

TAGS RELACIONADOS