Maltrato infantil: violencia causa estragos emocionales
Maltrato infantil: violencia causa estragos emocionales
Redacción EC

El maltrato infantil ha estado en el ojo de la tormenta desde hace semanas. Cada vez salen a la luz más casos de niños que son agredidos por sus propios padres, quienes consideran que los golpes son un método efectivo para educar a los menores. Sin embargo, la violencia física y verbal afecta la salud mental de los niños y los vuelve agresivos por imitación.

Según la doctora July Caballero, médico psiquiatra del Instituto de Salud Mental Honorio Delgado - Hideyo Noguchi, los niños sufren de ansiedad cuando son sometidos a gritos o golpes.

Probablemente, la próxima vez evitará repetir el acto que le valió el castigo, pero no porque haya aprendido que hizo algo malo, sino por miedo. El maltrato infantil deja una lección indeseable: para resolver un problema es necesario gritar o golpear.

¿QUÉ HACER ENTONCES?

La doctora Caballero recomienda a los padres controlarse para poder enseñar a los niños a hacerlo. Las normas y reglas se pueden aprender imponiendo límites a través del diálogo.

En caso de un mal comportamiento, los padres o tutores deben escuchar e intentar ser justos con los menores de edad. También deben dejar en claro qué es lo que ocurrirá en caso se repita un acto indebido y enfatizar en la explicación de por qué algo que hicieron es malo.

En lugar de recurrir al castigo físico o verbal, se puede recurrir a la alternativa de privarles de algo que les gusta como consecuencia de sus actos.

CONSECUENCIAS

El maltrato infantil genera problemas emocionales como baja autoestima, bloqueo de la creatividad, problemas de aprendizaje y del desarrollo de la inteligencia, así como sentimientos de soledad, tristeza y abandono. También daña los vínculos emocionales con los padres. Además, la víctima puede presentar dificultad para integrarse socialmente con otros niños de su edad.