Redacción EC

Una trabajadora de limpieza de la Municipalidad de Ate a pedradas por su esposo. El hombre fue capturado horas después del crimen por uno de sus hijos.

La víctima fue identificada como Victoria Huayta Quispe (54) y su victimario como Rufino Melo Puma (48). El hombre trabajaba como picapedrero en Ate. Ahí fue donde violentó a la mujer dejándola moribunda. Aún con vida fue trasladada al hospital de Huaycán pero horas después falleció.

La pareja tenía 6 hijos. Uno de ellos, un menor de 17 años, confesó que su madre era víctima de constantes agresiones de Melo Puma. Su propio jo lo capturó. “Le pegaba cuando estaba ebrio y tenía celos hasta de nosotros”. Huayta Quispe había denunciado a su pareja y este en venganza la atacó, indicaron otros vecinos.

Trome informó, citando a un agente de la policía, que “el sujeto, en estado de ebriedad, la esperó a las 4:30 de la madrugada cerca a su casa en el sector Z de la zona ‘Los Álamos’, en Huaycán. Al verla sola la jaló a una casa abandonada, donde la golpeó con una piedra hasta dejarla desfigurada y con la cabeza destrozada”.

A fin de mes la víctima iba a volver definitivamente a Cusco.