Redacción EC

A pesar de haber sido capturado después de una persecusión, uno de los delincuentes que a la periodista intentó negar haber cometido un delito.

“No he tocado nada, no he asaltado a nadie”, decía Arturo Iriarte Solano mientras trataba de ocultar su rostro de las cámaras dentro de la comisaría de La Victoria.

Sin embargo, cuando la periodista acudió a dar su manifestación al local frente a la fiscal penal de turno, Luz Peña, Huertas reconoció plenamente al hampón, quien tenía una requisitoria y orden de captura vigente por tráfico ilícito de drogas y otros delitos. Tras ser identificado, Iriarte prefirió mantenerse callado.

“Yo lo único que pedía y Estaban armados y cuando han salido del carro, he escuchado disparos que ya eran de la policía”, relató la periodista, quien pidió a la población denunciar cualquier delito del que sean víctimas ante la policía.