Redacción EC

Una pelea se produjo durante las primeras horas del segundo día de la huelga indefinida acatada por la Federación Médica Peruana. Ocurrió frente al Hospital Edgardo Rebagliati entre los manifestantes y la policía que llegó al lugar para tratar de evitar que la protesta salga a las calles.

Alrededor de las 8:30 a.m., unos 50 médicos del nosocomio de Jesús María trataron de hacer visible su protesta en la puerta principal del Rebagliati. Los policías intentaron contenerlos dentro del hospital, pero los manifestantes lograron salir.

Para evitar futuros desplazamientos de este grupo de médicos, la policía decidió poner rejas portátiles alrededor de la puerta principal. Esto fue lo que alteró a los huelguistas, quienes forcejearon con los agentes por varios minutos.

A pesar de los empujones, gritos y reclamos, la policía pudo desplegar las rejas después de varios minutos. Los médicos calificaron esto como un intento de parte del Estado para “arrestarlos” y “secuestrarlos” cuando solo están haciendo uso de un derecho a protestar.