Personal de fiscalización de la Municipalidad de , en conjunto con la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), realizaron una operación en el Corredor Azul contra unidades informales, esta madrugada. Durante la intervención se detuvieron tres cústers que adeudan más de S/500 mil en sanciones.

Carlos Peña, subgerente del área de movilidad urbana de Miraflores, informó que la comuna tiene una lucha frontal contra la informalidad de transporte. “Buscamos realizar operaciones en conjunto con la ATU. El objetivo es erradicar de la vía de Miraflores a estas unidades informales que carecen de todas las unidades técnicas para circular”, indicó.

Asimismo, precisó que los pasajeros tienen que reconocer estas unidades en mal estado para que no sigan exponiendo su vida ni financiando la informalidad. “Que cobre menos no es una excusa para financiar la informalidad que pone en riesgo la vida de las personas”, aseveró.

Por otro lado, Carlos Peña informó que las placas de dos unidades eran falsificadas. “Lo que tratan de hacer los propietarios, organizadores de esta red de informalidad, es que no se puedan detectar sus nombres”, señaló.

El subgerente también detalló que los vehículos intervenidos serán llevados al depósito, donde el Servicio de Administración Tributaria de Lima (SAT) podrá identificar quiénes son los propietarios de las unidades y realizar las acciones correspondientes.

Trascendió que en lo que va del año, la comuna miraflorina ha internado nueve unidades de transporte público informales. Mientras que en el 2019 se llevaron 91 vehículos al depósito con un acumulado de deudas de S/86 millones.