Redacción EC

La Municipalidad de Lima denunciará ante el Ministerio Público a los administradores de la discoteca ‘La Casona’, ubicada en Jr. Camaná, por reabrir las puertas de su local pese a que el último viernes fue clausurado por ser inseguro.

Según informó la comuna metropolitana, el personal de local nocturno había movido los carteles de cierre y muros de concreto para abrir toda la semana. Incluso venían promocionando por redes sociales diversas fiestas para esta semana, desafiando las disposiciones municipales.

Por ello, serán denunciados por desacato y resistencia a la autoridad.

El último viernes, durante un operativo de municipal se detectó que ‘La Casona’ no contaba con vías de evacuación apropiadas en caso de emergencias, entre otras deficiencias que debían ser subsanadas antes de volver a operar.

No obstante, la Gerencia de Fiscalización y Control de la comuna limeña y agentes de la comisaria de Alfonso Ugarte constataron que la inseguridad del establecimiento continuaba reinando, incluido el estado calamitoso de los servicios higiénicos. Además, la única vía de escape que contaba en caso de incendio o terremoto era la puerta de una librería contigua.

“Los cables están expuestos en postes de madera, las vías de escape llenas de botellas de cerveza y muebles que ante una emergencia obstaculizarían la evacuación de las cientos de personas que asisten”, dijo Martí Reyes, coordinador de operaciones de Fiscalización y Control.

Durante la nueva inspección y ante las deficiencias en seguridad e higiene, el administrador de la discoteca se limitó a asegurar que su personal recién estaba acondicionando sus ambientes, aunque no supo explicar por qué atienden pese a las prohibiciones.

Los muros en la puerta de acceso de La Casona fueron reforzados para evitar que reabran. Al mismo tiempo, la comuna denunciará a los administradores ante la comisaría poner en peligro a sus asistentes.

Lee también:

Costa Verde: así lucen las obras abandonadas en el malecón [FOTOS] — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)