Redacción EC

Desde la noche del jueves, la situación en los alrededores de la es de . Los trabajadores atrincherados contaban hasta el sábado con  dentro del local para evitar la diligencia judicial de traspaso de la administración a favor del , mientras que la policía todavía espera la llegada de más de 5 mil agentes para garantizar la seguridad de la zona.

Según los datos que otorgó el Servicio de Inteligencia de la PNP al Primer Juzgado Civil Permanente de Huaura, se necesita entre 5.000 y 5.500 policías para resguardar el orden durante el ingreso de los nuevos administradores de la azucarera.

“Mi juzgado no puede exponer al pueblo ni al personal jurisdiccional con enfrentamientos que lleven a un conflicto social. No pretendemos presionar por esta diligencia”, dijo el juez a cargo del proceso, Eduardo Loloy Anaya.

Eduardo Loloy Anaya, titular del Primer Juzgado Civil Permanente de Huaura. (Difusión)

(Difusión)

En ese sentido, la diligencia programada para el pasado viernes 15 de agosto tuvo que ser suspendida y pospuesta hasta una fecha hasta ahora no determinada ya que hasta el jueves el no había tramitado los costos de traslado del masivo número de policías a Andahuasi.

NO ES DESALOJO

El juez Loloy Anaya detalló que esta operación no es un desalojo, sino una “diligencia de entrega de administración” a favor de quien figura como tal en Registro Públicos: Carlos Rivar Urteaga, representante del grupo Wong.

Por esto, no hay fecha de diligencia establecida ya que se trata de un proceso impulsado por las partes y no por el propio Poder Judicial. “Yo como juez no tengo ningún interés, son las partes las que solicitan la diligencia”, detalló.