Módulos Temas Día

Más en Lima

El nuevo Real Plaza no tiene certificado de Defensa Civil

El municipio de Jesús María autorizó funcionamiento pese a no haber concluido el trámite que garantiza la seguridad al público

El nuevo Real Plaza no tiene certificado de Defensa Civil

El nuevo Real Plaza no tiene certificado de Defensa Civil

Aunque más de una marca ya anunció la apertura de sus tiendas en el nuevo Real Plaza de Jesús María, ubicado en la cuadra 24 de la Av. Salaverry, este centro comercial planea recibir al público sin haber obtenido su certificado de Defensa Civil.

La cadena Real Plaza y la municipalidad distrital aseguran que el establecimiento cuenta con licencia de funcionamiento desde el 8 de mayo pasado. Sin embargo, llama la atención que hayan logrado tramitar dicho permiso sin haber pasado y aprobado las inspecciones de seguridad, a cargo de la Municipalidad de Lima por tratarse de un local que supera los 500 m².

La Subgerencia de Defensa Civil de la comuna metropolitana confirmó a El Comercio que si bien el centro comercial tiene un expediente en proceso, todavía no se ha expedido el certificado de detalle. Incluso el jueves se iba a realizar una primera inspección a las instalaciones, pero esta fue suspendida. 

La falta de señales indicando las salidas y diferenciando la zona de transeúntes de la de vehículos, según constató ayer este Diario, evidencian las deficiencias en seguridad. Y eso solo fue en la parte exterior, donde siguen expuestos los cables eléctricos y conexiones de agua. Allí, los obreros continúan con los trabajos. 

Entonces, ¿cómo es que Jesús María expidió la licencia de funcionamiento? Según Marcial de la Cruz, gerente de Imagen, todo se hizo conforme a ley. Lo cierto es que ni la municipalidad ni la empresa mostraron la documentación que lo acredite.
 
QUEJAS DE LOS VECINOS
Para el municipalista Julio César Castiglioni, Jesús María habría incurrido en los delitos de usurpación de funciones y abuso de autoridad. “Se están usurpando las funciones de Defensa Civil de Lima”, refiere.

Esto se suma a las presuntas irregularidades que, según un grupo de vecinos, se habrían cometido durante la ejecución de la obra. Dafna Frenk, vecina de la Residencial San Felipe, señala que el ‘mall’ empezó a construirse en el 2012 sin tener la licencia de edificación, la cual se regularizó un año después.

Además, los trabajos ocasionaron daños en las fachadas de las casas y autos de los vecinos. “Esto amerita iniciar un proceso civil para exigir la indemnización por daños y perjuicios. Esto alcanzaría al municipio”, dijo Castiglioni.

CUESTIONAN LA CONSTRUCCIÓN
*1.* Según la Asociación de Vecinos de la Residencial San Felipe, la licencia de edificación se dio en octubre del 2013. No obstante, la empresa señala que esta fue emitida en enero de ese año, dos meses antes de iniciar la obra. Ambas partes mostraron documentos.

*2.* La Municipalidad de Jesús María no aclara cuándo se entregó dicho permiso. Voceros informaron que la construcción fue multada en reiteradas oportunidades por trabajar fuera del horario permitido y por reincidir en la infracción.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada