Nuevos gerentes deben lidiar con mercado mayorista y ambulantes
Nuevos gerentes deben lidiar con mercado mayorista y ambulantes
Redacción EC

IVÁN ÁLVAREZ ARREDONDO

Redactor de Sociedad

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, designó ayer a y como las en la Gerencia de Fiscalización y Control de la comuna y el directorio de la S.A. (Emmsa), respectivamente. 

Para los regidores metropolitanos, los principales retos de los funcionarios son consolidar el (GMML) y retirar a los ambulantes que día a día invaden el Cercado. 

La recomposición en estas oficinas se da luego de que el pasado 8 de enero se cambiaran los gerentes de las áreas de Administración, Comunicación Social, Relaciones Públicas y Desarrollo Social, y se crearan las gerencias de la Salud, Mujer y Ambiente ().

Una fuente municipal allegada a la alcaldía explicó a El Comercio el tenor de los relevos: “Con estos cambios no solo se busca renovar y fortalecer la plana gerencial de Lima, sino también mostrar que se acoge el pedido de grupos políticos para evitar posibles conflictos al interior del concejo”. 

EL RETO DE LA ACTIVISTA
Para los regidores metropolitanos y Luis Castillo, la abogada Paredes Pique, quien fue subgerenta de Juntas Vecinales de Lima, debe eliminar el comercio informal del Centro Histórico, donde laboran más de dos mil vendedores informales.

Para lograrlo, dijo Valenzuela, se requiere que dicha gerencia cuente con más inspectores, lo cual supone un mayor presupuesto.  En tanto, Castillo refirió que también deben de realizarse más supervisiones en los comercios formales para verificar que se cumpla con las normas.

“La fiscalización de la prostitución no puede descuidarse. Paredes [activista en favor de la comunidad gay] siempre se opuso a controlar el trabajo de las minorías”, dijo Valenzuela.
 
LA SOMBRA DE LA PARADA
De otro lado, los concejales pepecistas Javier Ibáñez y Walter Guillén coincidieron en que Rheineck, ex viceministro de Agricultura y consultor en proyectos de desarrollo rural, tiene como principal tarea consolidar al GMML como el único centro mayorista de la capital.

Para concretarlo, sostuvieron, se necesita cerrar de una vez el mercado de

Según cálculos de la Gerencia de Desarrollo Económico de Lima, dicho cierre permitiría que el número de compradores en el mercado de Santa Anita se incremente de 10 mil a 15 mil personas a diario.

Ida Ávila, representante de los comerciantes de La Parada, destacó la designación de Rheineck, pero impuso su punto de vista sobre la situación del otrora mercado: “Ojalá podamos  iniciar una nueva etapa de diálogo con las autoridades”.   

Asimismo, Guillén opinó que el nuevo presidente de Emmsa también debe  ocuparse de ordenar el comercio minorista en la ciudad. Para esto, expresó, se requiere que se impulse de una vez la construcción del mercado Tierra Prometida.

“Hasta ahora solo se han presentado propuestas inviables. Ordenar el comercio mayorista no puede hacerse separado del comercio minorista, ojalá lo entienda el señor Rheineck”, finalizó el concejal Guillén. 

CONTRA EL TIEMPO

NO ES ACERTADO
Martín D’Azevedo, especialista en temas municipales, opinó que los cambios en las gerencias no darán buenos resultados debido a que la gestión municipal cuenta con poco tiempo de gobierno.
 
GASTOS POR BUROCRACIA
D’Azevedo refirió que la creación de las dos nuevas gerencias aumentará los gastos por planilla. Indicó que, a noviembre del 2013, el gasto corriente de Lima - que incluye planillas y costos administrativos - estaba en un 64% de todo el presupuesto de Lima.