Redacción EC

La ciclovía que une la calle Ollanta y la avenida Jorge Basadre, atravesando la quedó bloqueada por una reja que colocó la Municipalidad Metropolitana de Lima, como parte de las obras de construcción de un cuarto carril en esta última vía.

La ciclovía fue habilitada hace tres años por la Municipalidad Distrital de . Era usada sobre todo por ciclistas que circulan por la avenida Arequipa. Al llegar al paso a desnivel bajo el puente Eduardo Villarán Freire, donde la ciclovía de la Av. Arequipa desaparece, los
ciclistas entran por el carril de la Av. Basadre.

“En los planos iniciales presentados [de las obras del cuarto carril] ese cruce [de la ciclovía] se mantenía. En las reuniones que se hicieron señalaron que iba a respetarse, pero vemos que en la práctica  lo modificaron”, dijo ayer a El Comercio un representante de la comuna de San Isidro.

El funcionario criticó los trabajos del cuarto carril, que se construye entre la calle Los Olivos y el cruce de Javier Prado con la Vía Expresa. “Han generado mayor desorden en la zona”, dijo.

La instalación de la reja también fue cuestionada por Néstor Huamán, experto en ingeniería vial. “Todo indica que no se ha respetado un
proyecto integral que tenía inicialmente el municipio de San Isidro. Una ciclovía debe ser de tránsito libre y segura. Esto evidencia que este proyecto [del cuarto carril] no ha sido debidamente concebido”, señaló.



Durante un recorrido que realizó ayer El Comercio en
la zona, se verificó que la reja también afecta a los peatones, quienes ahora deben caminar por la pista (que también usan los ciclistas).
A esto se añade que los transeúntes tienen poco tiempo para cruzar la Av. Javier Prado. Los autos tienen 5 minutos de semáforo verde,
mientras que los transeúntes solo cuentan con minuto y medio. En horas punta, cruzar por Basadre o Las Begonias puede demandar hasta 10 minutos. 

Se pronuncian: La comuna de Lima, a través de Emape, dijo ayer que se ha comunicado con el contratista para solucionar el problema con la reja.