Las de tiendas por departamentos y comercios de ropa han puesto al descubierto las técnicas que diversas bandas de utilizan para apoderarse de prendas, objetos de valor e incluso dinero

En las imágenes se ve como estas personas se valen de niños y adolecentes para cometer sus fechorías. Operan en grupos y mientras uno distrae a la vendedora o tapa el ángulo de visión de los trabajadores, esconden la ropa.

En uno de los videos se ve como tres personas se ubican cerca de la caja y logran abrir el cajón donde se encuentra el dinero. Tras apoderarse de un sobre salen sin que la trabajadora se haya dado cuenta del hurto.