Óvalo Monitor: by-pass está suspendido [Vista desde un DRON]
Gladys Pereyra Colchado

Con activaciones navideñas que incluían a un Papá Noel partidario de los ‘by-pass’, La Molina inició hace unos días una campaña para pedir a Lima que priorice la construcción de un paso a desnivel en el óvalo Monitor. Sin embargo, el proyecto de S/66,7 millones está suspendido.

El perfil de la iniciativa fue aprobado por la Oficina de Programación e Inversión (OPI) de la comuna metropolitana el 31 de marzo pasado, tal como consta en el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

El siguiente paso debía ser la convocatoria para estudios de factibilidad, pero según la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape), esta fue suspendida por recomendación del Consorcio Javier Prado, el cual impulsa desde hace más de 16 años el proyecto de la vía expresa Javier Prado-La Molina-Faucett.

“El 11 de octubre del 2016 el consorcio Javier Prado se pronuncia desfavorablemente sobre el proyecto de paso a desnivel en el óvalo Monitor porque no constituye una solución integral [...] y porque se interpone a su proyecto”, indicaron fuentes de Emape a El Comercio.

Días atrás, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, declaró que “no se puede tocar el óvalo Monitor y la Av. Javier Prado sin la anuencia de Graña y Montero [integrante del consorcio]”.

Esta versión se contrapone con la del burgomaestre de La Molina, Juan Carlos Zurek, quien aseguró que dicha empresa ha dado su consentimiento para que el perfil del ‘by-pass’ sea inscrito en el SNIP. “Solo falta la decisión del alcalde de Lima”, declaró a este Diario.

—Obras contrapuestas—

Por el óvalo Monitor circulan en horas punta unos 15 mil vehículos que van a un promedio de 6 km por hora. Precisamente, para aliviar el tráfico en la Av. Javier Prado existen otros proyectos como el túnel La Molina-Miraflores y la línea 4 del metro.

Para Adrián Revilla, presidente de la Asociación Cruzada Vial, estas obras hacen innecesario un ‘by-pass’. Además, tampoco se ha considerado que los desvíos en la Av. El Derby y la Carretera Central agudizan temporalmente el embotellamiento. “Si va a estar el metro, se va a descongestionar la Javier Prado cuando acaben los desvíos y se va a hacer el túnel, entonces, ¿qué sentido tiene [el ‘by-pass’]?”, indicó.

Alfonso Flórez, gerente general de Transitemos, considera que los ‘by-pass’ solo trasladan el tráfico de una intersección a otra. Por ello, insiste en que se evalúe mejorar la semaforización, implementar vías reversibles y horarios diferenciados. “Las obras de infraestructura son necesarias siempre y cuando tengan un sustento y no exista otra solución”, agregó.