Gladys Pereyra Colchado

Periodista

gladys.pereyra@comercio.com.pe

Rodeado de vendedores ambulantes, basura y cerrado al público continúa el parque El Migrante tras 16 meses de su cierre dispuesto por la actual gestión de la Municipalidad de Lima. El terreno del otrora mercado mayorista de La Parada, cuya recuperación significó uno de los episodios más violentos de los últimos años en la ciudad, no tiene fecha de reapertura.

Pese a que en noviembre pasado Jorge Botto, gerente de Parques de Servicio de Parques de Lima (Serpar), aseguró a El Comercio que el lugar sería reabierto a mediados de marzo de este año, las obras complementarias no concluyen. Esto para la comuna metropolitana es motivo suficiente para que las áreas verdes aún no puedan ser utilizadas por los vecinos de La Victoria y público en general.

Los trabajos están a cargo de la empresa A & S Ingenieros y Construcción S.A., cuyo contrato fue firmado el 7 de enero de este año por un monto de casi un millón y medio de soles (S/1’472.921,41). Según el cronograma de obras, la construcción de áreas administrativas, servicios higiénicos y muros culminaría en 90 días calendario.

Sin embargo, prensa del Serpar señaló ayer a El Comercio que todavía no hay una fecha definida para la entrega de las obras.

Para Erick Reyes, director regional de la Sociedad de Urbanistas del Perú, el cierre total del parque El Migrante por la construcción de áreas administrativas es injustificado, la zona de trabajos podría estar cercada para evitar accidentes.

“Recuperar un espacio para la ciudad y que no se esté usando es un despropósito. Este parque brinda un valor agregado al sector. Un espacio verde en esta zona es decirle a esta población ustedes también son parte de la ciudad y también tienen derecho a tener áreas verdes. Esto tiene un impacto psicológico y sociológico”, dijo a El Comercio.

Lo que sí se mantiene desde el año pasado es el alquiler de las canchas deportivas construidas al interior del parque. Según dijo Botto a El Comercio, para el mes de noviembre el parque tenía un ingreso mensual de  S/12 mil por esta actividad. Asimismo, se desarrollan las clases de la Escuela de Fútbol del Serpar cuya mensualidad es S/40 por alumno.

El parque El Migrante, de 3,5 hectáreas, fue inaugurado el 29 de diciembre de 2014 por la entonces alcaldesa Susana Villarán. Dos días después, la entrante gestión de Luis Castañeda Lossio cerró el espacio alegando motivos de seguridad debido a que las áreas administrativas se encontraban incompletas.

INFORMALIDAD REINANTE

En un recorrido por los exteriores del parque El Migrante, El Comercio comprobó que los ambulantes, mototaxistas y estibadores siguen ocupando los alrededores del territorio recuperado tras los violentos enfrentamientos de octubre del 2012 que dejaron dos muertos y cientos de heridos.

Los comerciantes apostados en veredas y parte de la pista de la avenida Bausate y Mesa, así como en los jirones San Pablo y Unanue, debían ser reubicados hacia el mercado minorista Tierra Prometida. Sin embargo, hasta la fecha la Municipalidad de Lima no ha anunciado avances sobre este proyecto.

-------

Más en Lima:

Trabajadores del consorcio que operaba en el corredor Tacna- Garcilaso- Arequipa realizaron una protesta contra la Municipalidad de Lima.  EcoExpress y TGA anunciaron que interpondrán un arbitraje por 120 millones de dólares por anulación de contratos.