Redacción EC

Decenas de taxistas hacen largas colas en el , ubicado en el Cercado de Lima, para intentar renovar su tarjeta de operación que tiene una vigencia de cinco años. Ellos expresaron su malestar porque pese a haber pagado por el trámite (S/.80) aún no obtienen su certificado.

Algunos de ellos contaron a El Comercio que siguen circulando amparados en un permiso temporal que debe ser sellado cada mes. Debido a que no cuentan con su tarjeta los conductores no pueden solicitar créditos, ni llevar sus vehículos a la revisión técnica y menos cambiarle las placas.

La reconoció que hay retraso en la entrega de estos permisos. Explicaron que el motivo principal es que durante la segunda mitad del año pasado no contó con el presupuesto necesario para solucionar el problema.

Otra de las razones de la demora es "la migración a un nuevo sistema informático. Por ello se han previsto mecanismos como la colocación de un sello que permite a los taxistas seguir operando”.

Fuentes de la comuna indicaron que la medida solo es temporal. No obstante, los taxistas aseguran que este problema se presenta desde hace varios meses.