Desde las 6 p.m. aproximadamente, las puertas del Estadio Nacional se abrieron para empezar a recibir a los miles de hinchas que esperaban ver en vivo y en directo el por las Eliminatorias Rusia 2018.

No se presentaron incidentes violentos luego que se abrieran las puertas del Estadio Nacional. Esto a pesar de que había confusión entre el público que esperaba ansioso el ingresar al recinto al no saber si se iban a verificar los datos entre las entradas y los DNI.

Aunque habían avisos de que no se permitiría el ingreso de nadie que no corrobore los datos entre sus documentos y las entradas, la fiscalización correspondiente no se llevó a cabo en todas las entradas del estadio.

La policía informó que, hasta las 7 p.m., habían al menos dos personas detenidas: uno por vender entradas falsas y otro por tratar de ingresar en completo estado de ebriedad al Estadio Nacional.