Plagio de serbio sería venganza de narcotraficantes extranjeros
Plagio de serbio sería venganza de narcotraficantes extranjeros
Redacción EC

Han pasado 26 días y el paradero del ciudadano serbio Marko Micti, de 30 años, sigue siendo un misterio absoluto para sus familiares y agentes de la División de Secuestros de la Dirincri que lo buscan.

Lo último que se supo de Micti, tras ser plagiado el pasado 15 de abril en San Miguel, fue a través de su hermano Iván. Según detalló a la policía este artista plástico, los delincuentes lo llamaron y obligaron a viajar desde Serbia hasta Holanda para entrar en negociaciones a fin de que Marko sea liberado.

Iván Micti precisó que en Holanda fue nuevamente contactado por los malhechores desde un teléfono encriptado y allí escuchó a Marko pidiéndole ayuda pues estaba "secuestrado en el Perú". Los plagiarios exigieron al artista pero este respondió que no contaba con esa suma. Entonces, aseguró, tuvo una advertencia tajante: “Ni un billete más, ni uno menos. Tómate el tiempo que quieras para reunir el monto”.

Ya en el Perú Iván Micti ha seguido bajo amedrentamientos vía mail. En una de las comunicaciones, incluso, le enviaron fotografías de su hermano siendo encañonado por dos sujetos encapuchados.

PRINCIPAL SOSPECHA

Para los detectives a cargo del caso, la desaparición de Marko Mitic sería una venganza a manos de una banda de narcotráfico internacional con la que no habría cumplido en un envío de droga o dinero.

La policía ha establecido que en el 2012 fue detenido con tres kilogramos de droga y por ello estuvo en la cárcel pero con el nombre de Antonio Alegría Vargas.

El año pasado salió de prisión y ahí quedó registrado como Alberto Alania Zevallos. Marko Mitic está casado con  la peruana Liliana Huachaca Rodríguez (30) y no tenía oficio conocido. Sin embargo, los agentes indicaron que llevaba una vida cómoda en Lima.

“Ha estado en la cárcel por drogas y no se sabe a qué se dedicaba. Además se cambió de nombre dos veces. Es un caso que lleva a varias sospechas”, señalaron en la Dirincri.