La sospechosa laboró con desaparecidos. (Foto: GEC)
La sospechosa laboró con desaparecidos. (Foto: GEC)

El Equipo Peruano de Antropología Forense (EPAF) reveló que Andrea Aguirre Concha, implicada en el asesinato de , fue ex voluntaria de esa institución y además laboró con familiares de desaparecidos.

“Andrea, como estudiante san marquina, era además activista de derechos humanos y ha trabajado con familiares de desaparecidos, por lo que su responsabilidad y silencio en estos años, hacen más difícil procesar este crimen”, señala el comunicado difundido por esa institución.

En ese sentido, condenó el hecho de que una persona “que conoce de primera mano el impacto de una desaparición en las familias haya tenido este proceder criminal”.

Asimismo, repudió el crimen, al que calificó como un “cruel feminicidio”, y expresó sus condolencias a los familiares de la víctima.

“Sumamos nuestras voces a la exigencia de justicia, se repare el daño a la familia de Solsiret frente a la inacción e indiferencia del Estado y se condene a cada uno de los responsables de este crimen”, agrega la misiva.