Estas prendas fueron encontradas por efectivos policiales en la casa del tío del adolescente, las cuales llevaba el presunto asesino de Camila el día del crimen.
Estas prendas fueron encontradas por efectivos policiales en la casa del tío del adolescente, las cuales llevaba el presunto asesino de Camila el día del crimen.

Camila, una niña de 4 años, se convirtió el pasado domingo 1 de marzo en una nueva víctima de la inseguridad y violencia desmedida que se vive en el Perú. Su cuerpo fue hallado en un costal en el sector La Mina, en alturas de un cerro del distrito de Independencia.

Anoche, la Policía Nacional dio con el paradero del principal sospechoso del crimen, un adolescente de 15 años. El ministro del Interior, Carlos Morán, indicó que tras su intervención y traslado a la sede de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (Dirincri), el menor confesó haber cometido el asesinato. El hecho sigue siendo investigado.

El adolescente se convirtió en el principal sospechoso tras aparecer en los videos registrados por una cámara de seguridad de una bodega, que lo captó cuando cargaba entre sus brazos a la víctima, mientras la prima de 9 años y la hermana de 2 años iban detrás de él.

Tras el hallazgo del cuerpo sin vida de la pequeña, el Ministerio Público informó que la menor falleció a consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico y cervical. Según las investigaciones, el sujeto usó un pico para golpear la cabeza de la niña. Luego se conoció que también abusó sexualmente de ella.

Fueron más de 250 policías asignados a la búsqueda del adolescente cuya identidad fue conocida luego de que su madre lo delatara en la comisaría de Payet. Eso fue un día después de la desaparición de la niña.

Las prendas fueron encontradas en la casa del tío del presunto asesino. (Foto: Difusión)
Las prendas fueron encontradas en la casa del tío del presunto asesino. (Foto: Difusión)

Como parte de las diligencias policiales, un grupo de agentes llegó hasta la casa del tío del adolescente, ubicada en la zona de Tahuantinsuyo, donde se halló vestimenta similar a la que luce la persona que secuestra a la menor asesinada. El adolescente no fue hallado en el predio ese día.

Se trata de un par de zapatos marrones, un polo blanco y un pantalón verde. En el lugar se halló también una mochila. Estas prendas vienen siendo analizadas por la policía a fin de de determinar si es que pertenecerían al presunto asesino.

La mochila que llevaba el adolescente capturado el día del crimen. (Foto: Difusión)
La mochila que llevaba el adolescente capturado el día del crimen. (Foto: Difusión)

-Detalles de la intervención-

El ministro Morán precisó que el menor fue detenido por los alrededores del Mercado de Frutas en San Luis. “Él trabajaba como estibador. En estos días ha estado escondido, huyendo de la policía”, indicó.

Asimismo, adelantó que el adolescente confesó haber cometido el crimen. “Ha admitido el hecho. Ha habido varios escenarios. El momento que se produce la violación y asesinato de la niña, cuando se cambió de ropa, cuando pretendió esconder el cadáver", refirió.

Por su parte, el Ministerio Público, a través del Quinto Juzgado Especializado de Familia de la Corte de Lima Norte, solicitó la detención preliminar por 72 horas del intervenido, a fin de que sea sujeto a una investigación fiscal.

“Hasta el momento está en materia de investigación si es que algunas personas ayudaron o dieron cobijo a este menor. En 72 horas vamos a tener mayores luces", puntualizó Morán.