Redacción EC

Lizmar Hernández Farías (27), la mujer venezolana que desapareció el pasado 30 de diciembre en , fue hallada muerta por la Policía Nacional.

Latina indicó que la extranjera fue reconocida por sus familiares en la Morgue Central de Lima, adonde fue llevada tras ser encontrada sin vida, horas después de desaparecer, en una quebrada de la localidad de Canta. Al parecer, la víctima presentaría un impacto de bala en la cabeza.

En el informe periodístico se señaló que la Policía reportó el cuerpo como NN debido a que la mujer no portaba documentos.

José Gregorio Farías, tío de la extranjera, contó que su sobrina desapareció después salir del departamento de un edificio de San Borja, donde trabajaba cuidando a un anciano.

Además, indicó que la última vez que vio a su familiar fue cuando la embarcó en un tren de la Línea 1 del Metro de Lima, tras encontrarse con ella y unos amigos en un centro comercial de San Juan de Miraflores. Incluso, detalló que Lizmar Hernández Farías le confirmó que llegó bien a su centro de labores.

Latina afirmó que el empleador de la mujer indicó que ella salió del edificio tras pedir permiso para ausentarse por un espacio de una hora.