Los intervenidos intentaron usar sus armas contra los agentes policiales. Al ver que eran superados en número, las arrojaron bajo los autos. (Foto: EFE)
Los intervenidos intentaron usar sus armas contra los agentes policiales. Al ver que eran superados en número, las arrojaron bajo los autos. (Foto: EFE)
Juan Lara Vásquez

La Policía Nacional del Perú (PNP) presentó ayer avances de las pesquisas realizadas a los 124 detenidos en el operativo realizado el pasado domingo 12 de enero en el hotel Rojo, ubicado a la altura del kilómetro 47 de la carretera Panamericana Sur, en el distrito de .

En el operativo, en el que participaron agentes de la Subunidad de Acciones Tácticas (SUAT) y de la División de Investigación de Homicidios, fueron intervenidos 114 ciudadanos venezolanos (73 hombres y 41 mujeres), seis peruanos y cuatro ciudadanos colombianos (tres mujeres y un hombre).

Además, los policías incautaron diez armas de fuego, municiones, gran cantidad de droga (sintética y volátil), seis vehículos y celulares, entre otros aparatos.

Según la PNP, del total de extranjeros, 47 ingresaron al Perú de forma ilegal. Otros 57 ingresaron como turistas y solo siete tramitaron el permiso temporal de permanencia (PTP) para ciudadanos venezolanos. Aún falta determinar la situación migratoria de los otros siete.

Inicialmente los intervenidos intentaron abrir fuego contra los agentes de la PNP. (Mininter)
Inicialmente los intervenidos intentaron abrir fuego contra los agentes de la PNP. (Mininter)

“En este ingreso masivo de ciudadanos venezolanos han ingresado gente de bien, pero también [otros] con identidad falsa o brindando datos de personas que no reportaban antecedentes en su país. Estas personas ingresaron con intención de delinquir, pero estamos identificando a cada una de ellas”, afirmó el comandante general de la PNP, José Lavalle Santa Cruz.

El oficial agregó que se está preparando un proceso de expulsión para aquellos extranjeros con ingreso irregular al país.

—Antecedentes—

El jefe de la División de Homicidios, coronel PNP Erick Ángeles, detalló que, luego de contrastar información con la policía de Venezuela, entre los detenidos se encontró un delincuente de alta peligrosidad, identificado como Abraham Jesús Núñez Herrera, de 27 años, quien el 27 de julio del 2017 fugó de un establecimiento penitenciario del estado de Miranda, junto con otros 30 reos.

Ángeles indicó que cinco de los detenidos tienen orden de captura en Venezuela. Otros 13 presentan orden de aprehensión y hay una cifra similar de personas con antecedentes por participación en la comisión de hechos delictivos contra el patrimonio, el cuerpo y la salud, y tráfico ilícito de drogas.

Asimismo, ocho de los detenidos registran denuncias por diferentes delitos en el país.

El jefe de la División de Homicidios precisó que aún continúan las pesquisas para determinar si en el grupo se encuentran dos de los sicarios implicados en el asesinato de Isaac Hilario, ocurrido la semana pasada en el local del McDonald’s del centro comercial Risso, en Lince.

Por otro lado, se informó que los exámenes también arrojaron que uno de los extranjeros tendría un parecido con un delincuente que participó en el asalto a una familia, el pasado 27 de diciembre, en San Isidro.

—Uso de armas—

En conferencia de prensa, la Policía Nacional informó que tras la prueba de absorción atómica –que se realiza para conocer si una persona utilizó determinada arma de fuego–, 80 de los detenidos dieron positivo para restos de plomo, bario y antimonio, lo que hace presumir que habrían utilizado armas de fuego al menos 48 horas antes de la intervención.