Los intervenidos fueron trasladados a la sede de la Dirincri Central. (GEC)
Los intervenidos fueron trasladados a la sede de la Dirincri Central. (GEC)
Lourdes Fernández Calvo

Al parecer de la policía, el hotel Rojo, ubicado en la urbanización Costa Azul, en Punta Negra, era una base de operaciones para planificar delitos criminales de alto rango, como el sucedido el sábado último en el restaurante McDonald’s del centro comercial Risso, en Lince, donde fue baleado Isaac Hilario Huamanyalli, de 49 años.

Bloque HTML de muestra

En el lugar fueron intervenidas 124 personas, 80 son hombres (73 venezolanos, un colombiano y seis peruanos, entre los que se encontraban los administradores del local) y 44 mujeres (41 venezolanas y 3 colombianas). Además, fueron incautadas 10 armas de fuego (8 pistolas y 2 revólveres), munición, una gran cantidad de droga (sintética y volátil), vehículos, celulares, entre otros aparatos.

Estas son las armas que fueron incautadas en el hotel. (Mininter)
Estas son las armas que fueron incautadas en el hotel. (Mininter)

Según informó el director de la Policía Nacional del Perú, general José Luis Lavalle, en el primer momento de la operación, los intervenidos que estaban celebrando una fiesta intentaron disparar contra la policía, pero luego tiraron las armas debajo de los vehículos estacionados. Lavalle indicó que se realizará la prueba de absorción atómica a quienes arrojaron las armas para saber su vínculo con éstas.

¿En qué consiste esta prueba utilizada por los agentes de de criminalística?

La prueba de absorción atómica se realiza para conocer si una persona utilizó o no determinada arma de fuego. Según explica el Manual de Criminalística de la PNP, los restos de disparo por armas de fuego están constituidos básicamente por los productos de combustión de la carga de la proyección y del fulminante (alojado en el cartucho de la bala).

La PNP realizará la prueba de absorción atómica a las armas halladas en el lugar.
La PNP realizará la prueba de absorción atómica a las armas halladas en el lugar.

La carga de proyección es una mezcla de algunos de los siguientes productos: Nitroglicerina, nitrocelulosa, difenilamina, centralita y grafito los cuales al combustionarse forman una mezcla de gases de monóxido de carbono, anhídrido, carbónico, oxígeno, nitrógeno y vapor de agua que se disipan en el aire.

En el caso del fulminante, además, se encuentran residuos metálicos de plomo, antimonio y bario. Son estos tres elementos los que deben ser encontrados en la persona para que pueda asegurarse que disparó un arma de fuego.

“Cuando uno dispara salen varios elementos y partículas por la parte del cañón y por la parte de atrás del arma. Esos elementos se impregnan en la mano, en la cara y generalmente en la ropa”, cuenta una fuente de Medicina Legal del Ministerio Público.

¿Cómo se realiza la prueba? Los peritos de criminalística toman muestras de las palmas de las manos de la persona sospechosa usando hisopos de algodón impregnados con ácido nítrico al 5%. Luego de un tratamiento de disolución, concentración y filtración, la muestra es analizada por espectrofotometría de absorción atómica o por espectrometría de plasma inducido, expresándose los resultados obtenidos en partes por millón (p.p.m.) de plomo, antimonio y bario.

Las pruebas serán analizadas en los laboratorios de  criminalística de la PNP. (Foto: Rolly Reyna)
Las pruebas serán analizadas en los laboratorios de criminalística de la PNP. (Foto: Rolly Reyna)

Los expertos afirman que la prueba debe ser realizada entre las 24 y 48 horas siguientes de haberse utilizado el arma, como máximo, para poder obtener los tres elementos mencionados. “Dentro de las 24 horas debe hacerse porque el antimonio es el que desaparece más rápido. Si han pasado 2 días puede que encuentres plomo y bario, pero no antimonio y tiene que ver antimonio para que un resultado sea positivo”, refiere la fuente de la fiscalía.

Según fuentes de la Dirincri, la demora en la toma de la prueba dependerá de la carga laboral con la que se encuentren los laboratorios especializados ubicados en la Av. Aramburú, en San Isidro; y en la sede central de la Av. España. Además, de aspectos como la demora en el traslado de los intervenidos, la presencia del fiscal de turno y las autorizaciones correspondientes.

“Se puede hacer en un día si tengo la cadena de custodia correcta, si es que no hay otros casos. Eso queda condicionado a cuantos pruebas son,si hay que trasladar en cadena de custodio de un lugar a otro. Además, esas muestras se lacran. Si tengo el perito, el acta lacrada, y el laboratorio libre podría tenerlo en un día. Pero, a veces,hay que hacer varios deslacrados o no está el fiscal y se complica. Lo ideal es que el vaya con todas las pruebas, incluida la de absorción atómica, para la audiencia donde pedirá prisión preventiva”, explicó la fuente.