Redacción EC

El domingo 12 de enero, agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia y de la Sub Unidad de Acciones Tácticas de la Policía Nacional del Perú (PNP) ejecutaron, en, la mayor detención de ciudadanos venezolanos en el país. Ese día se capturaron a 114 inmigrantes presuntamente dedicados a actividades criminales; sin embargo, una semana después, solo se ha podido comprobar responsabilidad de 15 de ellos en delitos graves.

Así lo informó esta mañana el ministro del Interior, Carlos Morán, quien agregó que el resto de detenidos será expulsado del Perú.

“Se ha encontrado responsabilidad en 15 ciudadanos extranjeros por la comisión de delitos graves. Dos han participado directamente en el asesinato de McDonald’s, otros están involucrados tenencia ilegal de armas y otros delitos más. Sobre el resto ya hay un expediente de Migraciones para que, una vez que la fiscalía les dé comparecencia, todos sean expulsados”, dijo durante entrevista en Radio Nacional.

En el operativo se detuvo a un total de 124 personas que se encontraban en el hotel Rojo, ubicado a la altura del kilómetro 47 de la carretera Panamericana Sur. De los detenidos, 114 eran ciudadanos venezolanos (73 hombres y 41 mujeres), seis peruanos y cuatro ciudadanos colombianos (tres mujeres y un hombre). Según informó en ese momento el jefe de la División de Homicidios, coronel PNP Erick Ángeles, entre los detenidos se encontró un delincuente de alta peligrosidad, identificado como Abraham Jesús Núñez Herrera, de 27 años, quien el 27 de julio del 2017 fugó de un establecimiento penitenciario del estado de Miranda, junto con otros 30 reos. Además, se supo que cinco tenían orden de captura en Venezuela, 13 presentaban orden de aprehensión y había una cifra similar de personas con antecedentes por participación en la comisión de hechos delictivos contra el patrimonio, el cuerpo y la salud, y tráfico ilícito de drogas, así como ocho con denuncias por diferentes delitos en el país.

Brigada especial

El titular del Interior también adelantó que la PNP creará una Brigada Especial que tendrá como misión exclusiva los casos de venezolanos involucrados en delitos en nuestro país.

“Estamos reuniendo un selecto grupo de investigadores para atacar la presencia de bandas criminales que están llegando al país para actividades ilícitas de proxenetismo, sicariato y comercio ilegal de drogas”, dijo Morán.

El encargado de comandar la brigada será el experimentado coronel PNP Víctor Revoredo Farfán, quien lideró el operativo en Punta Negra.