A raíz de la pandemia, las iglesias y centros de culto cerraron sus puertas desde la segunda quincena de marzo. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / @photo.gec)
A raíz de la pandemia, las iglesias y centros de culto cerraron sus puertas desde la segunda quincena de marzo. (Foto: Anthony Niño de Guzmán / @photo.gec)
Redacción EC

Luego de que estuvieron cerrados por varios meses por la pandemia del , las iglesias y los centros de culto con la presencia física de sus fieles.

MIRA: iglesias de Arquidiócesis de Lima serán reabiertas de manera progresiva desde el 15 de noviembre

De acuerdo a lo que dispuesto por el Gobierno, los locales religiosos pueden reabrir sus puertas . Sin embargo, en el caso puntual del Arzobispado de Lima, las iglesias en su jurisdicción todavía empezarán a funcionar con la asistencia de los feligreses a partir de la , de manera gradual.

La semana pasada, la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Neyra, que la reapertura de los establecimientos religiosos abarca dos fases. “Hemos señalado que habrá dos etapas en este proceso. Desde el 2 de noviembre podrán abrir los templos y lugares de culto para oración y otros sacramentos. A partir del 15 de noviembre se podrá realizar ritos religiosos como misas, bautizos y otros, cumpliendo siempre con todos los protocolos y las medidas sanitarias”, señaló.

Para funcionar, los establecimientos deben cumplir con las disposiciones del Ministerio de Salud (Minsa), a fin de evitar los contagios de coronavirus. Estas disposiciones están contenidas en la, la cual fue dada a conocer esta semana.

MIRA: Minsa: Disponen uso obligatorio de mascarilla y escudo facial para ingresar a iglesias

La norma señala que las entidades religiosas deben informar a los feligreses, por lo menos, una semana antes sobre la reinicio de sus actividades de manera presencial. La información debe incluir horarios y aforo. También deben comunicar sobre la continuidad de las actividades de manera remota o virtual para las personas que no puedan asistir

Además, subraya que los asistentes a los locales religiosos deben usar de manera obligatoria la mascarilla y el protector facial, y deben respetar el distanciamiento social (1.5 metros entre personas). Asimismo, las personas deben desinfectarse las manos, para lo cual los locales religiosos contarán con un kit de lavado o desinfección de estas partes del cuerpo en los lugares de acceso.

Los establecimientos deben estar ventilados, con la puerta y las ventanas abiertas, y solo les está permitido funcionar con un tercio de su aforo, como máximo.

También, el recorrido hacia lugar donde se desarrolla la actividad debe estar señalizado para evitar desplazamiento innecesarios y contacto entre las personas. La señalización también se extiende a las ubicaciones en las bancas y los pisos, a fin de cumplir el distanciamiento social.

Infografía: Luis Huaitan
Infografía: Luis Huaitan

TE PUEDE INTERESAR